¿Sabías que el teléfono es uno de los lugares en los que más proliferan las bacterias?

30 Mayo 2012 · Conchi ACL



Piénsalo bien: Estás haciendo un montón de cosas, tocando barandillas, pulsando botones y de paso revisando tus mails en los ratos muertos o contestando mensajes atrasados. Las manos no te las ha lavado en todos estos gestos. De repente te llaman al teléfono, te lo llevas a la oreja, y de paso, lo apoyas en la mejilla. Todas esas bacterias que has ido recogiendo ahora están en tu rostro. Se acaba de formar el caldo de cultivo ideal para tener un brote de acné.

¿Cómo evitar que esto pase? Pues limpiarlo a menudo, la higiene es la arma más eficaz para evitar que las bacterias proliferen a su gusto. Retírale carcasas, fundas y demás y límpialas (siempre que estas se puedan, habrá otras, como las hechas en piel que no las podrás limpiar tu sola), si tu teléfono tiene botones pásale un bastoncillo de los oídos entre las teclas, si sólo tienes una pantalla porque es táctil, quizás tengas un plástico protector, si es así, usa un trapo con algo de alcohol o desinfectante y pásalo por el plástico.

Pero antes de que hagas nada, te aconsejamos que consultes al fabricante o a las instrucciones de tu modelo de teléfono para asegurarte de cómo es la mejor forma de limpiarlo sin dañarlo.
Noticias relacionadas

Noticias en portada