La importancia del desayuno

29 Agosto 2011 · Redacción Estarguapas
El desayuno es la comida principal del día, es en estas horas, cuando debemos de ingerir la cantidad de nutrientes adecuados para aportar a nuestro organismo la cantidad necesaria de energía para todo el día, sin embargo, muchas personas, debido a la poca información de su importancia, prefieren evitarlo o hacerlo ligero hasta aguantar a la hora de la comida. El desayuno es la primera comida del día, la que nos nutre después de tantas horas de descanso, en las que el organismo se ha ido nutriendo durante la noche y que ahora necesita recuperarse, reactivarse de nuevo. Al levantarnos, proteínas, vitaminas y minerales, están a bajo nivel. Pan, cereales, leche, yogurt, fruta, zumos naturales, mantequilla... nos aportan la tercera parte de lo que necesitaremos durante el día. Si los alimentos a consumir, exceden en grasas, ejercerán trabajo doble en el hígado y el páncreas, en consecuencia, nuestro organismo trabajará en exceso para metabolizar esa cantidad de excedentes. Un buen desayuno, debe estar compuesto de lácteos,  (leche, queso, mantequilla, yogurt) estos, aportan las suficientes proteínas, hierro, minerales y calcio. Panes, galletas …nos darán la energía calórica  y los hidratos de carbono necesarios. Zumos naturales y frutas, las vitaminas esenciales. Un adecuado y equilibrado desayuno no debe exceder de 300 kilocalorías, cantidad ideal para esta fase del día.
Noticias relacionadas
Noticias en portada