¡Socorro! Se me han puesto las uñas amarillas, ¿cómo hacer para que vuelvan a la normalidad?




¡Vayamos con una de mis batallitas! Aún a riesgo de parecer la abuela cebolleta con tanta anécdota, me arriesgaré a contarla, pues creo que puede que alguna este viviendo una situación parecida.

Imaginaos tres semanas sin quitarse el esmalte de las uñas. De pintarlas sobre pintura, de, en definitiva, no dejarlas respirar. Cuando me retiré por fin el esmalte, descubrí con pavor cómo las uñas se me habían quedado amarillas. Horror. No sabía qué hacer.

Mi madre -las madres son expertas en este tipo de cosas- me recomendó que introdujera las uñas en un bol con agua tibia junto con el zumo de medio limón. Tenías que estar con las uñas sumergidas unos 15 minutos, después secarlas y a continuación aplicarte una crema de manos, haciendo especial hincapié en la zona de las cutículas. Esto es lo que estoy haciendo yo, y poco a poco se van viendo resultados. Pero necesitas paciencia, y sobretodo dejar a la uña respirar durante un tiempo y no pintarla.

Cuando se me quite el color amarillento, ya volveré a pintarlas de colores divertidos; pero para entonces habré aprendido la lección: siempre aplicaré una capa protectora debajo del color, y no pasaré tanto tiempo con las uñas pintadas sin dejarlas airearse.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

9 votos

Noticias relacionadas
load