La versión más oscura de Katy Perry en los premios NARM




Ahí tenéis a Katy Perry con cara de malota, muy malota. La de Last Friday Night ha cambiado de registro de forma radical y ha abandonado el look Candy Candy para convertirse en la gótica más dura del barrio.

Con sombras oscuras, labios tinto y pelo morado, Katy Perry tiene su nuevo rol más que asumido. La cantante se ha convertido en la prima discreta de Taylor Momsen, ¿no os parece? ¡y que no le falta ni el rosario la cuello!

La cantante llevó un vestido con transparencias de negro riguroso, que encajaba a la perfección con esta nueva época oscura. Aunque conociéndola, esto le dura un par de días y dentro de poco ya tendrá otro estilo penado ¿cuál será?

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos

Noticias relacionadas
load