El maquillaje y la peluquería vista en el desfile de la colección Crucero 2013 de Chanel fue muy dulce




El lunes fue un día grande. El palacio de Versalles abría las puertas de sus jardines no para el turisteo típico, sino para la moda. Karl Lagerfeld situaba en este paraje su última colección Crucero, inspirada en el estilo pomposo y dulce de la última reina de Francia: Maria Antonieta.

La reina volvía a sus jardines sí, pero lo hacía transformada. Ahora oye rap, lleva zapatillas con plataforma y pelucas de colores con cortes Bob.

Espectacular es como podemos definir este sueño de colección en el que los rostros permanecieron muy naturales, pero se les añadió toques de colores pastel en sombras y en coloretes. La peca típica dieciochesca se transformaba en el anagrama de la firma, con la doble C invertida.

Las pelucas que se vieron tenían flequillos irregulares, rebeldes y muy punk. Estaban cortadas a la altura del pómulo y por detrás dejaban ver las propias coletas de las modelos, adornadas todas ellas con grandes lazos, típico de las pelucas masculinas de la época de la que bebía el desfile.


¿Te gusta? ¡Puntúalo!

18 votos

Noticias relacionadas
load