Cinco motivos por los que amarás los moños altos




Son uno de nuestros peinados predilectos, y si no es de los vuestros, os vamos a convencer con este artículo, ya veréis.

- Para empezar son cómodos. Para la mujer de hoy día eso primordial y con este peinado aguantamos desde la mañana hasta la noche, sin que se nos suelte un pelo. Y si se nos suelta, mejor, porque si queda deshecho molará mucho más.

- Son híper versálites. Se adaptan a la fiesta más refinada tanto como a la limpieza del hogar.

- Favoerecen. Sí, favorecen mucho pues a las que tienen la piel madura este peinado les supone una especie de lifting. Basta con hacerte un moño tirante, para que la piel se tense. ¡Adios botox, hola moño!

- Se adaptan a ti tanto si tienes flequillo como si no. De ambas formas te quedará genial.

- ¿Aún no has caído rendida a sus pies? Bueno, quizás el último empujón que te anime a adorar este peinado sea que es uno de los prefridos de grandes iconos del estilo, tanto de antes como de ahora. Audrey y Katherine Hepburn lo lucía, y más recientemente, Kate Bosworth o Whitney Port, lo suelen lucir tanto en su vida diaria como en sus apariciones en la alfombra roja.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

6 votos

Noticias relacionadas
load