¿Son las canas producto del estrés?

Seguro que muchas veces habéis oído eso de "mis canas son debidas al estrés", o eso de "tengo el pelo blanco de tantos disgustos". Pues dejarnos decirnos una cosa: se equivocan. 

Uno de los mitos que siempre ha rodeado al pelo canoso ha sido el estrés de la vida diaria, que convertía nuestros cabellos llenos de color, en fibras grises o blancas. Pero esto no es así, y de eso se ha encargado de desmentirlo Stylist que ha preguntado a tricólogas expertas (dermatólogas especializadas en el cuero cabelludo) y que ha sacado la siguiente conclusión: las canas no tienen nada que ver con el estrés, y sí con factores genéticos. Esto es, si tu padre tuvo canas a una edad prematura, tú probablemente también las tengas. El estrés interviene más en la caída del pelo o en la muda de este, según las tricólogas. 

No descartan las expertas que el estrés pueda dar un último empujoncito a la aparición de canas, pero siempre y cuando haya unos factores genéticos determinantes de por medio.

Destacan como situaciones de estrés las siguientes: operaciones, deficiencias nutricionales, estrés emocional, físico y mental, o cualquier tipo de estrés que el cuerpo identifique como una carga.

Los lugares por donde comienzan a aparecer las canas en primer lugar son las sienes, y de ahí se expanden a la zona de la frente, para terminar en los cabellos de la zona posterior del cuero cabelludo.

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos

Ranking
Categorias: Artículos.
Noticias relacionadas
Noticias en portada