Terry Richardson protagoniza la campaƱa de Valentino de manera, casi, involuntaria

CASI SIN QUERERLO

Terry Richardson se convierte en modelo de manos (y de brazos) en la última campaña de Valentino, en la que sus extremidades superiores acaban siendo las protagonistas de la publicidad.

Terry, poseedor de unos brazos tan tatuados que lo hacen perfectamente reconocible, sostiene en la imagen los accesorios de la firma italiana, una sandalia y un bolso, ambos rojos, el tono que hizo famosa a la marca, y plagados, además, de tachuelas, una de las aplicaciones que de unas temporadas a esta parte se han convertido en indispensables. 

No es la primera vez que Terry Richardson tiene que correr con los cargos tanto de modelo como de fotógrafo, pues ya lo vimos protagonizar una campaña junto con Kate Moss para Mango, además de aquella otra de David Webb, que Terry protagonizaba sin rubor ninguno.

El fotógrafo hace tiempo que dejó de ser únicamente la persona que se situaba detrás de la cámara para convertirse en el objetivo de la misma. 

 

ĀæTe gusta? Ā”PuntĆŗalo!

17 votos

Noticias relacionadas
load