Una sentencia le obliga a vivir con sus abuelos, a pesar de que no los conoce

SU VOLUNTAD NO VALE

Una sentencia de la Audiencia de Santander obliga al pequeño Julio a vivir con sus abuelos maternos, a pesar de que apenas los conoce. En el año 2009, la madre de Julio, con la ayuda de dos cómplices, asesinó a su marido y padre de éste. En aquel entonces, la custodia de Julio pasó por decisión judicial a una de sus tías y hermana de la víctima. Pero un mandato de la Audiencia de Santander ha revocado esa decisión y transmite la custodia a sus abuelos maternos, con los que el pequeño no ha mantenido relación en los últimos años.

La Guardia Civil acudió este domingo a Sueros de Cepeda, donde actualmente residen Julio y su tía, para ejecutar la sentencia judicial y llevarse consigo al pequeño para entregarlo a su familia materna. Se encontraron con que gran parte de los vecinos del pueblo se había concentrado para a mostrar su apoyo al pequeño. No era la primera vez que la Guardia Civil intentaba ejecutar la sentencia. En una ocasión anterior, el propio Julio se negó a marcharse. Esta vez, el pequeño sufrió un ataque de ansiedad y tuvo que ser atendido por una ambulancia y posteriormente trasladado al Hospital de León, lo que frustró el trabajo de los agentes.

Los vecinos y la Asociación Custodia Compartida de León critican esta decisión judicial. Creen que el cambio de custodia provocaría desarraigo en el menor, que ya está totalmente integrado en el pueblo. La familia materna, por su parte, anuncia una querella contra la tía paterna y piden respeto para la decisión judicial.

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

15 votos

Noticias relacionadas
load