barra head

Soluciones para los pintauñas secos



No se si a vosotras os pasará, pero yo acumulo y acumulo pintauñas. Me encanta un color, lo compro, lo meto al fondo del cajón y se me olvida que ahí lo puse. Revolviendo, un día, lo encuentro y recuerdo lo que me encantó cuando lo compré. Me dirijo a ponérmelo y al final resulta que está sequísimo o muy espeso.

Para que no os pase esto tenéis que seguir estos truquis:

- Aconsejan meterlos en la nevera, para que se conserven frescos y no pierdan su textura. Ahora que entiendo, que es queda muy raro abrir el frigorífico y encontrar al lado del melón o la leche un botecito de pintauñas. Para no pecar de excesivas, buscad un lugar fresco en el que la temperatura no sea elevada (aunque en esta estación sea difícil).
- Que la laca de uñas ya está imposible y se ha quedado más seca que el pelo de Tita Cervera, tienes que recurrir al calor (ironías de la vida) y calentarlo en un cazo con agua hirviendo.
- La acetona que empleas para quitarte el color también puede ser una gran aliada a la hora de reblandecer el esmalte. Introduce unas gotitas en el bote y podrás aplicarlo mejor.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

6 votos

Noticias relacionadas