Aquellos Maravillosos AƱos: Marc Jacobs

DE EMPOLLƓN A PIBƓN.

Aquellos Maravillosos AƱos: Marc Jacobs



Hubo un tiempo en el que los tatuajes ridƭculos no tenƭan cabida en el escuchimizado cuerpo del diseƱador. Un tiempo, en el que la barbita de varios dƭas brillaba por su ausencia. Un tiempo en el que los baƱadores Speedo le quedaban fatal. Un tiempo en el que Marc Jacos era un flacucho poco agraciado.

El Director ArtĆ­stico de Vuitton ha mejorado notablemente con el paso del tiempo. Ha dejado atrĆ”s el rollo nerd que se gastaba y se ha convertido en un pibĆ³n que poco tiene que envidiarle a los modelos, o al otro diseƱador hiper-atractivo del mundo de la moda, Tom Ford.

Marc Jacobs es un patito convertido en cisne. Un cisne que juega al despiste, pues lo mismo un dĆ­a es blanco, y al siguiente es negro.


ĀæTe gusta? Ā”PuntĆŗalo!

20 votos

Noticias relacionadas
load