Este verano, las gafas, cuanto más redondas, mejor

TODO DEPENDE DEL CRISTAL POR EL QUE SE MIRE

Este verano, las gafas, cuanto más redondas, mejor



Esta es una verdad como un templo. Los más modernis tienen un poco el corazón partío porque se tienen que dividir entre las cat-eye (las que tienen forma de ojo de gato, con el cristal rasgado) y las redondas. Pero hoy les toca al turno a las últimas.

Lamentablemente no son unas gafas que les queden bien a todo el mundo, de hecho, son muy pocos los llamados a que les queden realmente bien. Pero nos encantan porque nos recuerdan a dos épocas que realmente nos chiflan, como son los sesenta y los noventa. Los 60´s con todo el movimiento del swiging London como protagonista, las gafas, tan locas como los estampados que se gastaban, eran de pasta ancha de colores, muy parecidas a las que Prada sacó esta temporada con esas patillas tan barrocas.

Los noventa nos gustan por su Jon Bon Jovi, Blossom y el Principe de Bel Air con sus monturas redondas. Un ejemplo como las que desde Topshop y Asos nos proponen. Las primeras son las de montura de carey y las de Asos son las naranjas.

Las otras dos gafas son de Linda Farrow e Illestreva, que serían las más fáciles de llevar, ya que no son tan redondeadas, por lo que son infinitamente más favorecedoras.

¿Las has llegado a probar?

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

2 votos

Noticias relacionadas
load