9 cosas que las mujeres debían hacer en los 50 para ser 'buenas esposas'

CONSEJOS PARA MUJERES

consejos mujeres 1950¿Cómo ser una buena esposa? 9 cosas que las mujeres tenían que hacer por sus maridos en los 50. 

Aunque parezca increíble, la vida de las mujeres hace tan solo unas décadas distaba mucho de la que tenemos actualmente. Aunque aún quede mucho trabajo feminista por hacer, es evidente que el machismo que existía, por ejemplo, en la década de los 50, se ha ido debilitando y las mujeres y las tradiciones familiares han avanzado. Afortunadamente. En un artículo de una revista para amas de casa de 1950 encontramos un artículo o guía que enseña a las mujeres cómo ser una buena esposa. Los consejos que daban entonces te van a dejar sin palabras.

1. “Ten la comida lista. Planea antes, incluso la noche anterior, lo que se cocinará para cuando él regrese. Esta es una forma de hacerle ver que te preocupas y piensas en sus necesidades." 

La mujer de entonces vivía para servir a su marido. Tenerle preparada la comida era una de las tareas principales en su día a día. 

2. “Arréglate. Tómate 15 minutos libres antes de que llegue para estar fresca. Maquíllate y pon una cinta en tu cabello. Él ha estado demasiado tiempo con gente formal.”

Estar guapa para él, fuera la hora que fuera, era casi un deber de la esposa. Porque el hombre se merecía ver a su esposa guapa y maquillada.

3. “Sé alegre e interésate por él. Su día aburrido necesita una solución y uno de tus deberes es proveerla.

Tu día no importaba nada. La mujer estaba ahí para escuchar el “aburrido día de su esposo”.

4. “Limpia el desorden. Haz un último viaje a la parte principal de la casa antes de que tu esposo llegue. Recoge los libros escolares, juguetes, papeles, etc. Y luego pon un mantel sobre las mesas.”

Las mujeres revisaban todo antes de que su marido entrase por la puerta, como si de un jefe se tratara.

5. “Prepara a los niños. Tómate unos minutos para lavar la cara y las manos de tus hijos, peinar su cabello, y cambiarles la ropa si es necesario.”

La llegada del hombre a la casa era todo un acto al que los niños debían asistir perfectamente arreglados.

6. “Minimiza todo el ruido. Para cuando él llegue elimina todo lo que haga un sonido molesto. Trata de animar a los niños a que se queden tranquilos.”

Que nada los moleste. Los gritos de los niños eran algo que a menudo sacaba de quicio a los esposos. Las mujeres debían hacerlos callar para él.

7. “Nunca te quejes si llega tarde a casa o si sale a comer a lugares sin ti. En vez de eso, trata de entender su mundo de estrés y presión y su necesidad real de llegar a casa para relajarse.”

El hombre siempre tenía la razón. Si hacía algo sin consultar a su mujer, ella se limitaba a comprenderlo.

8. “Ponte feliz al verlo. Recíbelo con una gran sonrisa y muestra sinceridad en tu deseo de complacerlo. Escúchalo.”

Alegrarte al ver a tu marido era un deber más.

9. “No lo agobies con problemas y complicaciones.”

Por supuesto, los problemas de las mujeres no eran nada al lado de los de su esposo. Así que mejor callar y no molestarlo con “tonterías”.

¿Qué te parece este manual sobre cómo ser una buena esposa? ¿Crees que, aunque haya muchos avances, quedan cosas por cambiar?

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

11 votos

Noticias relacionadas
load