Por qué dejé de depilar mis piernas

¿DEPILARSE O NO DEPILARSE?

por que no depilarseEsta mujer dejó de depilar sus piernas hace años y ahora quiere contar por qué. 

Debido a su trabajo, Kelsey Heeringa ha viajado por todo el mundo explorando diferentes culturas. Entre otros lugares, ha viajado a zonas de América para tratar de comprender las desigualdades que existen en determinadas comunidades. Pero hubo un viaje en particular que le cambió su forma de ver las cosas. Fue en un viaje a Ecuador en 2002 cuando sus vivencias personales comenzaron a cambiar también su aspecto físico. Ella lo explica así.

“Mientras viajaba a través de villas rurales y aprendía a apreciar las vidas duras y orgullosas de mujeres, hombres y niños indígenas, depilarme simplemente desapareció de mi radar como algo valioso en lo que ocupar mi tiempo. En los destellos de cruda humanidad que observaba cada día, la vellosidad de mis piernas no era relevante para mi identidad, y me encantó ese sentimiento”.

Al sentirse tan bien de esta forma, Kelsey mantuvo su costumbre de no depilarse al volver a casa, algo que no fue fácil en una sociedad como la suya y que le hizo preguntarse con qué versión de ella misma se sentía más cómoda. “Lo único que me hizo sentir más incómoda que ser una mujer americana con piernas peludas, era el hecho de que no me podía reconciliar con esta libertad velluda que había apenas saboreado en Ecuador. En mi búsqueda por vivir con una intención, quería saber, cuando la geografía es tema aparte, ¿cuál es mi versión más auténtica?, se pregunta. Ahora lleva 13 años sin depilarse las piernas y la presión social hace mucho que ni siquiera le importa. "No depilarme me ha enseñado acerca de la absurda cantidad de presión social en la que vivimos sin darnos cuenta, y continúa a pesar de lo que hagamos con nuestros cuerpos.” Quizás no todas las mujeres compartan su reflexión, pero puede que su historia sirva para pensar sobre la autenticidad y lo que realmente es importante.

Dejó de depilar sus piernas en busca de la libertad y la autenticidad. “He descubierto felizmente que mientras el mundo está ocupado, observando la salvaje selva de mis piernas (o yo pienso que lo hacen), yo tengo una gran cantidad de libertad para decidir todo acerca de cómo quiero lucir para mí misma”, afirma.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

3 votos

Noticias relacionadas