Este prostíbulo destinará dinero a alimentar niños pobres

POLÉMICA

burdel nueva zelandaLa polémica iniciativa de un prostíbulo de Nueva Zelanda: recaudar fondos para los niños pobres. 

Un prostíbulo de Nueva Zelanda está generando polémica al anunciar una iniciativa que llevará a cabo para recaudar fondos para alimentar a los niños pobres

Aunque en Nueva Zelanda la prostitución es legal y este burdel paga sus impuestos como cualquier establecimiento, la idea de realizar un acto benéfico en beneficio de los niños en un lugar como este ha escandalizado a la población.

La idea de Nicky Hughes, propietaria del prostíbulo, ha sido realizad una jornada de puertas abiertas en la que los clientes podrán visitar el negocio de forma gratuita a cambio de un donativo que irá destinado a un comedor infantil. Este comedor, una ONG local llamada Kai Kitchen, se encarga de alimentar de forma saludable a los niños más desfavorecido. Desafortunadamente, sus recursos son muy limitados. 

Los que critican este acto benéfico les parece una locura relacionar cualquier tipo de negocio basado en el sexo con el sector infantil, además de acusar a este negocio de querer utilizar este acto para mejorar la imagen de la prostitución.

Sin embargo, la fundadora de Kai Kitchen asegura que no le importa de dónde venga el dinero mientras los niños que acuden a ella puedan seguir comiendo cada día. 

Parece que no todos los burdeles son como este puticlub de Aranda del Duero pero, en este caso, ¿crees que es poco ético conseguir dinero del sexo para los niños, o que el fin justifica los medios? Desde luego, la polémica está servida.

Este prostíbulo de Nueva Zelanda quiere recaudar fondos para los niños pobres y la gente está indignada, ¿es para tanto?

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

16 votos

Noticias relacionadas
load