6 consejos para cortarte el pelo tú misma

CORTA TU PELO EN CASA

cortarte el pelo tu mismaConsejos para cortarte el pelo tú misma en casa y que no sea un desastre.

En ningún caso estamos diciendo que dejes de ir para siempre al salón de belleza. De hecho, los profesionales son los más indicados para darle a tu pelo el toque que necesita y para aconsejarte acerca del corte de pelo o el peinado que mejor te va. Pero sí es cierto que, si queremos cortar nuestro pelo a menudo, es posible que acudir con tanta frecuencia a un salón de belleza se vuelva demasiado costoso. Si quieres probar a cortarte el pelo tú misma en casa, hay algunas cosas que tienes que tener en cuenta para no acabar con un desastre en tu cabeza y acudiendo a un profesional para que lo soluciones. 

Aquí te explicamos paso a paso cómo hacer un corte de pelo sencillo en casa para acabar con las puntas abiertas o para darle un nuevo aspecto a tu melena. Estos consejos te servirán si quieres sanear tu pelo o si quieres cortar tu cabello manteniendo el mismo tipo de corte. Si deseas cambiar completamente de estilo y renovar tu peinado, lo mejor es dejarlo en manos de un profesional.

1. Es importante que tengas unas buenas tijeras

Que vayas a cortarte el pelo en casa no quiere decir que puedas hacerlo con cualquier cosa que tengas a mano. Deberás invertir en unas buenas tijeras profesionales, especiales para cortar el pelo. Estas deberán estar bien afiladas para que el corte sea más fácil y de un mejor resultado.

Estas tijeras puedes encontrarlas en tiendas especializadas en sitios de belleza y hay de varios precios, dependiendo su calidad. Quizás no sea necesario que compres las más caras pero ten en cuenta que esta es una buena inversión, ya que, con un buen materias y unos buenos consejos para cortarte el pelo, te ahorrarás futuros gastos en el salón de belleza.

Si aún así prefieres no comprar unas tijeras nuevas, puedes utilizar unas de cortar tela. Estas tijeras son similares y también suelen estar bien afiladas. Lo más importante es que nunca elijas unas tijeras sin filo, ya que podría hacer que tus puntas se abrieran y estropear el corte.

cortarte el pelo tu misma

2. Lava primero tu pelo y no lo seques

Lava tu pelo con champú y acondicionador antes de empezar a cortarlo. El pelo mojado es mucho más fácil de cortar que el pelo seco así que, cuando salgas de la ducha, no lo seques. Desenrédalo bien con un peine y ponlo recto hacia abajo. Como es probable que en el proceso de cortarlo se vaya secando, ten un bote de agua con vaporizador cerca para ir humedeciéndolo cuando sea necesario. Especialmente si tu cabello empieza a secarse por unas partes más que por otras.

3. Divídelo en secciones

Ahora, empezamos a cortarlo. Comienza dividiéndolo en diferentes secciones utilizando pinzas para el pelo. Si tu pelo es más grueso y tienes más cantidad, necesitarás dividirlo en más secciones. Recoge primero la parte de arriba dejando suelta la capa inferior de tu cabello, será por esta por donde empecemos a cortar. Asegúrate de que el pelo que tienes recogido no se suelta en ningún momento, ya que podrías cortarlo por error y hacer algún trasquilón.

cortarte el pelo tu misma

4. Empieza por las puntas abiertas

Echa un vistazo a tu cabello y mira el estado de las puntas. Lo más probable es que estén un poco abiertas, así que lo ideal es empezar cortándolas. Lo ideal es mirar hasta donde están dañadas y cortar 6mm por encima. Ve poco a poco y coloca los mechones de pelo entre tus dedos para guiarte. Cuando acabes, ya tendrás tu pelo saneado y solo tendrás que elegir hasta dónde quieres cortarlo.

5. Elige cuánto quieres cortar

Ahora que tu pelo está saneado y sin puntas abiertas, vuelve a peinarlo bien y a humedecerlo y mira delante del espejo hasta dónde quieres cortarlo. Asegúrate de que lo peinas recto y queda perfectamente plano, si no, podrías no te harás bien a la idea de cuánto estarás cortando.

Cuando hayas decidido hasta dónde quieres cortar, coloca tus dedos un poco por encima de la altura elegida y utilízalos de guía para cortar con las tijeras justo por debajo, asegurándote de que están perfectamente paralelas a tus dedos. Haz un poco te tensión con tu mano al tirar del mechón de pelo para que así quede más estirado y sea más fácil de cortar sin que te desvíes. Ante la duda, recuerda que es mucho mejor cortar menos y luego mirar el resultado. Si aún lo quieres más corto, repite la operación.

Si tu pelo tiende a ondularse o es rizado, tienes que tener en cuenta que, cuando esté seco, quedará mucho más corto de lo que está ahora, así que deberás cortar un par de centímetros menos del largo que desees tener.

6. Asegúrate de que está igualado

A no ser que quieras un corte de pelo asimétrico, deberás asegurarte de que tus dos lados han quedado igual de largos. Para ello, ve comparando los mechones que vayas cortando, así podrás igualar uno con otro en caso de que hayan quedado diferentes. Pasa un mechón de pelo de cada lado por entre los dedos de cada mano despacio hacia abajo y así verás si ambas manos se quedan sin pelo a la vez. Si una de ellas se queda antes, es que ese lado te ha quedado más corto, entonces tendrás que igualarlo.

Siguiendo estos 6 consejos para cortarte el pelo paso a paso, conseguirás sanear tu melena, acabando con las puntas abiertas y mejorando tu corte de pelo sin salir de casa. Si quieres un peinado a capas o con una forma más complicada, ¡no olvides acudir a un profesional! ;)

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

19 votos

Noticias relacionadas
load