Por qué utilizar aceite de oliva para el pelo

TRATAMIENTO NATURAL

aceite de oliva para el peloCómo utilizar aceite de oliva para el pelo y por qué.

Si tu pelo está seco o maltratado y necesita ser reparado cuanto antes para recuperar tu brillo, atenta a este artículo, porque seguro que puede ayudarte. Cuando nuestro cabello pierde brillo, fuerza o se vuelve más débil y quebradizo, solemos buscar soluciones en los productos que nos ofrece el mercado, ya que existe una amplia gama. Pero lo que no tenemos en cuenta en muchas ocasiones es que, en la mayoría de los casos, la respuesta está en los productos naturales.

Existen productos naturales para todo tipo de tratamientos de belleza y también para todo tipo de dolencias, solo hay que saber cómo emplearlos. Uno de ellos es el aceite de oliva, una base esencial de la dieta mediterránea que tiene más beneficios de lo que pensamos. Por algo lo conocemos como el oro líquido.

Aunque solemos emplearlo a menudo en nuestra cocina, pocas veces nos paramos a pensar en lo que este líquido puede hacer por nuestro pelo. Pero lo cierto es que el aceite puede convertirse en un gran aliado para nuestra belleza. En el caso del pelo, es perfecto para hidratarlo y darle brillo, por lo que su utilización está recomendada para tratar cabellos secos.

Consejos para cuidar el pelo seco 
Consejos para cuidar el pelo graso 

Si ya te has decidido a utilizar este gran producto natural para reparar tu cabello, ahora solo te queda saber cuáles son los pasos necesarios para utilizarlo correctamente. Si quieres saber cómo aplicar el aceite de oliva en tu pelo, sigue leyendo.

aceite de oliva para el pelo

Prepara el aceite de oliva. El primer paso es preparar la cantidad de aceite de oliva necesaria a la temperatura correcta. Te recomendamos emplear media taza de aceite de oliva. Por el aceite en una taza e introdúcela en el microondas para calentarla un poco. Con 20 segundos será suficiente para alcanzar la temperatura adecuada.

Cúbrete para no mancharte. Ya sabes que las manchas de aceite no son nada fáciles de quitar de la ropa, así que, aunque se trate que un producto natural, deberás prepararte como cuando vas a aplicarte un tinte o una mascarilla en tu salón de belleza. Cubre tus hombros con una toalla vieja que no te importe que vaya a mancharse. Tampoco está de más que utilices una camiseta vieja por si acaso se derrama un poco de aceite sobre ella.

Aplícalo con un masaje. Ahora que ya estás preparada y tienes tu aceite a la temperatura adecuada, pasaremos a aplicarlo sobre nuestro pelo dañado. Para ello, pon una pequeña cantidad de aceite de oliva sobre la palma de tu mano y con ella aplícalo en tu cabeza. Masajea con las yemas de tus dedos tu cuero cabelludo para que el producto penetre mejor y así actúe mejor sobre tu pelo. Puedes extenderlo a lo largo de tu pelo con la mano o utilizando un peina o una brocha. Después continúa poniendo otra vez aceite de la taza. Repite esta operación hasta que ya hayas repartido bien todo el aceite de la taza por tu cabeza.

Céntrate en las puntas. Las parte del cabello que más se seca y estropea es la parte de las puntas, subiendo hasta la mitad del cabello aproximadamente, así que deberá ser esta zona en la que mejor extiendas el aceite para que penetre bien. Recuerda que este remedio natural se emplea en cabellos secos ya que aporta mucha grasa e hidratación. Si necesitas reparar un cabello graso, trata de poner el aceite únicamente en la parte de las puntas para que no haga que la parte superior de tu cabeza esté aún más grasa.

aceite de oliva para el pelo

Cubre tu cabello. Cuando hayas terminado de extender todo el aceite de la taza por tu cabello de la raíz a las puntas, llegará el momento de esperar que actúe. Para ello vamos a cubrir todo el pelo con un gorro de ducha. Si tienes el pelo largo, deberás enrollarlo en una especie de moño para poder cubrirlo por completo con el gorro de ducha. La función del gorro de ducha es hacer que aumente el calor en la cabeza para que se abran los poros del cuero cabelludo y así hacer que el aceite de oliva penetre mejor y actúe de forma más profunda. Deja que actúe unos 30 minutos y después de este tiempo ya podrás enjuagarlo con agua.

Lávalo. Para que el aceite se retire por completo, deberás hacer un buen lavado. Aplica el champú que suelas utilizar y enjuaga tu pelo después. Si crees que no has conseguido eliminar el aceite por completo, haz un segundo lavado con una cantidad menor de champú.

¡Y ya está! Este tratamiento de aceite de oliva tan sencillo devolverá el brillo y la suavidad a tu pelo, haciéndolo más manejable y sedoso.

Si quieres mantener tu pelo hidratado y que no vuelva a resecarse como antes, te recomendamos aplicar aceite de oliva para el pelo cada cierto tiempo, sin hacerlo muy seguido para que tu cabello no se vuelva graso. Por ejemplo, puedes hacerlo al principio una vez por semana hasta que consigas darle un aspecto brillante y sano.

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

13 votos

Ranking
Noticias relacionadas
Noticias en portada