barra head

Los mejores consejos para cuando no puedes dormir

CONSEJOS PARA UNA BUENA RUTINA DEL SUEÑO

insomnio

En la película El club de la lucha ya nos lo advertían: "Cuando tienes insomnio nunca estás del todo dormido ni despierto del todo". Nos ha pasado a todas, bien sea por estrés o por astenia primaveral, siempre hay temporadas en las que dormir se convierte en una tortura. Cuando no eres capaz de conciliar el sueño te pasas las noches en duermevela y los días como una muerta viviente, y no puedes dejar de preguntarte qué hacer para enfrentarte al insomnio. Hemos consultado el tema a fondo y te vamos a dar unos cuantos consejos para enfrentarte a esas noches en blanco que tanto tememos.

 

Tienes que pensar que tener una buena rutina para dormir suele alejar el insomnio de tu cama. Cosas tan sencillas como ir a la cama a la misma hora, después de haber pasado un ratito leyendo, escuchando algo de música tranquila o acariciando a tu gatito, hace que tu cuerpo entienda que debe prepararse para dormir, y él solo irá bajando de revoluciones para conciliar el sueño de manera sencilla. Pero, como decíamos antes, hay veces en que factores externos nos desajustan esa rutina y el insomnio se apodera de nosotras por muy bien que hayamos hecho los deberes.

 

Cuando eso suceda lo primero que debes hacer es tratar de eliminar de tu mente los pensamientos estresantes. Puede parecer una obviedad, pero al irnos a acostar solemos darle muchas vueltas a la cabeza repasando el día o las cosas que tenemos que hacer a la mañana siguiente. Esto hace que nuestro cerebro no desconecte y no conciliemos el sueño, así que en lugar de aprovechar esos ratos para hacer repaso, debes preparar tu mente para dormir plácidamente. Imaginar escenas relajantes suele dar resultado: tumbada en la playa a la luz de las estrellas y sintiendo la brisa en tu piel, en una hamaca que te mece dulcemente... ¡Lo que mejor te funcione!

 

Si esto no da resultado no te quedes dando vueltas en la cama, es mucho mejor que pruebes a levantarte e ir a otra habitación para que no relaciones el hecho de dormir con algo angustioso. Una buena opción es ir al sofá y leer algo poco interesante con una luz baja hasta sentirte somnolienta; cualquier actividad que sea un poco repetitiva te provocará ese aburrimiento que, a ciertas horas, está a un paso del sueño. Pruébalo: a aburrirse y a la cama.

 

Es muy importante que dejes de lado el móvil en esos momentos. Cualquier aparato electrónico brillante puede activar tu cerebro, por eso no es recomendable no acudir a la televisión, el ordenador o el móvil, estos dispositivos suelen hacer que estemos despiertos y receptivos a los estímulos, justo lo contrario de los que tenemos que conseguir. Sí, sabemos que es difícil. Todas estamos enganchadas a nuestros aparatitos, siempre están ahí y consiguen distraernos cuando estamos aburridas o agobiadas, pero recuerda que es más fácil conciliar el sueño cuando está aburrida que cuando pasas horas viendo fotos de la nueva novia de tu ex.

 

No olvides que, a veces, puedes ser tú misma la que te estás convenciendo de que no vas a poder dormir, y ese pensamiento te condiciona la manera en la que te vas a enfrentar a tus horas de sueño. Cuando estés pasando una temporada de insomnio, intenta repetirte varias veces al día que esa noche vas a dormir bien. Piensa en lo agradable del sueño, en lo a gusto que estás en tu cama o en lo suaves que son tus nuevas sábanas. Dormir debe ser algo placentero y si pasas todo el día acordándote del insomnio, no habrá manera de que tu cuerpo recuerde ese placer y quiera descansar.

 

Hay muchos ejercicios de respiración que hacen que nos relajemos y por tanto, facilitan que consigamos dormir, pero incluso algo tan sencillo como concentrarnos en nuestra respiración suele ser de ayuda. Intenta disminuir poco a poco el número de veces que inhalas y exhalas, manteniendo una respiración larga y continuada. Esto hará bajar tu ritmo cardíaco y te relajará profundamente. De ahí al sueño solo hay un pequeño pasito.

Que quede entre nosotras, uno de los beneficios de la masturbación es combatir el insomnio. Según un estudio del Instituto Francés de Salud e Investigación Médica, tras un orgasmo, el córtex cerebral, que se encarga del pensamiento consciente, entra en reposo. Después otras dos zonas del cerebro liberan serotonina y opioides lo que provoca que podamos conciliar el sueño fácilmente. Si lo dicen los médicos habrá que hacerles caso, añade este buen habito a tu rutina para dormir y a soñar con Zach Efron (o con quien tú quieras).

 

Mantén esta guía cerca en temporadas de estrés para que las noches no tengan ningún misterio para ti, estamos seguras de que estos consejos te harán ver el dormir como un arte placentero y no como un proceso angustioso. Si después de esto pasas alguna noche en blanco no será porque no sepas enfrentarte al sueño, sino porque tengas algún plan mejor que te mantenga alejada de la cama, ¡o acompañada en ella y sin querer dormir!

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

2 votos

Noticias relacionadas