Los mejores consejos de amor

CÓMO DOMINAR ESE SENTIMIENTO

amor

¡Ay, el amor! Ese sentimiento capaz de convertirnos en unas tontas de remate, de hacernos creer invencibles; el amor te puede convertir en la mejor de las personas y también en la peor. Todas ansiamos conseguir el amor verdadero, o conservarlo si creemos haberlo encontrado ya. Sea como sea, el amor mueve nuestras vidas desde siempre, nos maneja a su antojo como cuando te atrapa una corriente. Pero no debe ser así, ¡hay que plantarle cara! No decimos que que te cierres a ese maravilloso sentimiento, no nos entiendas mal, solo creemos que hay que aprender a controlarlo un poco para que no sea él quien tenga el control total de nuestras vidas. Por eso te vamos a dar una lista de consejos que podrás aplicar sea cual sea tu situación amorosa, atenta.

Si quieres encontrar el amor

Cuando buscamos pareja es importante que nos mantengamos alerta y con todos nuestros sentidos bien despiertos. Las mujeres tendemos a involucrarnos en relaciones que, desde el principio, se ve claramente que no llevan a ningún lado. Así que enciende el espíritu crítico y no te tires a la piscina hasta que no sepas que está llena de agua.

No creas que el estar en pareja va a llenar tu vida si es que sientes algún vacío. Para tener una relación sana y duradera es importante que primero estés bien contigo misma. Si lo que estás haciendo es tratar de huir de tus problemas poniendo a alguien en medio, seguramente termines saliendo escaldad de la relación. Si lo dice hasta Rupaul, mente preclara de nuestros días, “ Si no te quieres a ti misma como vas a ser capaz de querer a los demás” ¿Puedo oír un amén? 

Cuando conocemos a alguien que nos interesa, todos solemos ponernos como un pavo real en época de apareamiento, mostramos solo lo más bonito de nosotros mismos escondiendo en un cajón oscuro nuestros defectos. Es por eso que debes estar atenta a lo que hacen y no a lo que te dicen. Por mucho que quieran parecer príncipes azules con sus palabras, si les vemos saltar no habrá duda de que son unos sapos disfrazados.

No juegues a las enfermeras. No no estamos hablando de jueguecitos sexuales, es más, ahí te aconsejamos que dejes volar tu imaginación. Nos referimos a que no hay que salvar a nadie. Muchas veces nos sentimos atraídas por personajes atormentados, gente que claramente está fatal de lo suyo o incluso que nos tratan mal a nosotras. Pero claro, nos engañamos pensando que tenemos el poder de cambiarles, que si están a nuestro lado desaparecerá su sufrimiento y se harán mejores personas. No penséis lo contrario, amigas, si vemos que lo que tenemos delante es una “loca del coño” aunque se llame Manolo y tenga cuarenta años, hagamos lo que hagamos va a seguir siendo igual.

Y no olvides que “no” significa “no”. Si te dice que no le interesa involucrarse en una relación amorosa, no te engañes pensando que contigo será distinto, huye lo más rápido que puedas y pon a salvo tu corazón.

Si quieres conservar tu relación

No te olvides de ti misma. Sí, ya sabemos que desde que estás con él tu mundo está patas arriba y solo te interesa hacerle feliz, pero eso no justifica que lleves un mes vistiendo el mismo chándal, tengas unas raíces de dos dedos y no recuerdes el nombre de la que solía ser tu mejor amiga. No te dejes ir, pequeña. Es muy importante que al igual que trabajas en consolidar tu relación lo hagas en consolidar tu vida fuera de la pareja. Hazlo por ti, te sentirás mejor. Y si eso no te motiva, hazlo por él; no hay nada menos atractivo que una mujer con la vida de una planta.

En “El Arte de Amar” de Erich Fromm, hay una frase que deberíamos tatuarnos todas para no olvidarla jamás: “El amor inmaduro dice ‘te amo porque te necesito’. El amor maduro dice ‘te necesito porque te amo’” Tenemos que pensar que la pasión conduce al desastre. Sí, a todas nos gusta un gesto apasionado, no podemos evitar lanzar un suspiro cuando vemos algo así, pero para que una relación dure tiene que haber una parte de racionalidad y madurez. Elegimos estar con alguien no porque no podamos estar solas, sino porque nos gusta estar con esa persona.

La comunicación es la base de todo. Nadie puede adivinar lo que te sucede si no se lo cuentas, por muy bien que te conozca. Por eso es importante que compartas con tu pareja las cosas que te angustian o te hacen sentir inseguridad. No lo dudes, si quieres algo ¡habla!

Consejos vendo que para mí no tengo

¿Habías escuchado alguna vez ese refrán? Seguro que tu abuela o tu madre te lo ha soltado más de una vez. Pues no hagas caso, en este caso te pedimos justo lo contrario, que compartas siempre cualquier consejo que tengas para manejar mejor la locura del amor. Puede que lo que te esté funcionando a ti sirva también para ayudar a otras, y ese es el motivo real por el que estamos aquí, ¿no? Ayudémonos.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

14 votos

Noticias relacionadas
load