¿Cómo tratar las pieles con acné?

PIEL SANA Y BONITA

tratar pieles con acneCómo tratar una piel con acné: consejos para una piel más sana y bonita.

El acné es uno de los problemas de salud más comunes entre los adolescentes, pero también puede darse en adultos. Aunque no supone un problema grave para nuestra salud, el acné puede hacer que nos sintamos inseguros y que desarrollemos complejos, lo que puede dificultar nuestras relaciones sociales, especialmente en los casos de acné más extremos.

Mascarilla de barro que acaba con el acné
Comidas que causan acné

En el caso de algunos adultos, los granitos empiezan a aparecer cuando ya parecía demasiado tarde para ello. Estos brotes de acné en la edad adulta pueden deberse a distintos factores, como por ejemplo los desajustes hormonales, la mala alimentación o un cambio en nuestra dieta, la contaminación o la falta de higiene en la piel.

En este artículo te daremos algunos trucos para tratar las pieles con acné o más propensas a desarrollarlo, para evitar la aparición de granitos y para curar los que ya tengamos, haciendo que nuestra piel se quede más suave, lisa y sana en poco tiempo.

tratar pieles con acne

Alimentación

Como ya hemos dicho, la alimentación es un factor clave para que una piel propensa al acné se mantenga libre de granitos y espinillas. Si comemos mal, esto no solo se verá reflejado en nuestra salud y en nuestro peso, también lo notaremos en nuestra piel. Por eso es importante llevar una alimentación saludable basada en alimentos frescos, especialmente vegetales, y eliminando los alimentos procesados, las grasas saturadas y la comida basura.

Los alimentos con vitamina C serán tus mejores aliados ya que esta vitamina favorece la producción de colágeno. El colágeno es la hormona encargada de favorecer la regeneración de los tejidos y mantener la piel sana, tersa y bonita.

Hábitos de higiene

Tener una buena higiene es otro de los aspectos que tenemos que tener en cuenta si queremos acabar con el acné. Puede que pienses que tu higiene es buena pero quizás no estás llevando la rutina de limpieza adecuada para una piel propensa al acné. La grasa, el polvo y los restos de suciedad que se acumulan en la piel pueden obstruir los poros, haciendo que se formen esos incómodos granitos. Por eso debemos lavar el rostro a menudo para eliminar esa suciedad.

Lava tu rostro dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. Puedes utilizar agua y jabón -un jabón suave- o un tónico especial para tu tipo de piel. Tampoco olvides desmaquillarte siempre y volver a lavar tu cara si has practicado deporte para eliminar los restos de sudor.

Pero no la laves demasiado. Sin embargo, si lavamos la cara más de dos veces al día y nos obsesionamos con su limpieza, puede que esto llegue a ser contraproducente. La piel del rostro genera una capa protectora y con exceso de agua y de jabón la estaremos eliminado y rompiendo su equilibrio.

Exfolia tu rostro para eliminar la piel muerta. Además de mantener la piel limpia, los productos exfoliantes nos pueden ayudar a que la salud de nuestra piel sea mucho mejor y eliminemos todo tipo de impurezas. Exfolia tu cara dos veces por semana para realizar un limpieza más profunda, eliminar la piel muerta y los restos de suciedad y favorecedor la circulación en el rostro. Después de haberla exfoliado, sécala bien y aplica una crema hidratante.

tratar pieles con acne

Trucos contra el acné

Algunos hábitos en tu rutina diaria pueden ayudar a que tu piel mejore y que puedas despedirte del acné para siempre.

Cambia la funda de tu almohada a menudo. Aunque parezca un detalle sin importancia, cambiar la funda de la almohada a menudo evitará que en ella se acumulen bacterias y que estas vayan directamente a tu cara, favoreciendo así la formación de granitos.

Prueba productos naturales. Si ya has probado todos los cosméticos y productos anti-acné del mercado, quizás sea el momento de darle una oportunidad a los productos naturales. Las mascarillas naturales y las plantas pueden ser muy útiles para combatir el acné, y no cuesta nada probarlas ya que suelen ser remedios caseros muy económicos. El aloe vera es una planta muy eficaz para tratar las pieles sensibles y con acné, ya que la hidratará y te ayudará a curar los granitos en menos tiempo. Por otro lado, el aceite de coco puede servirte para hidratar tu rostro cada noche y que tu piel se mantenga más limpia y suave.

Nunca te toques los granitos. Seguro que no es la primera vez que te dan este consejo, pero no es fácil seguirlo. La mayoría de las personas acaban tocando demasiado los granitos y esto solo hace que empeoren y que nos salgan más, ya que extendemos las bacterias con nuestras manos. De nada servirán los consejos anteriores si luego maltratas tu rostro explotando y tocando tus espinillas y puntos negros.

Estos trucos para tratar pieles con acné te ayudarán a solucionar tu problema. Si tu acné no mejora, consulta a un especialista.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

7 votos

Ranking
Noticias relacionadas
Noticias en portada