El movimiento #MeToo llega a la industria de la moda

ABUSOS SEXUALES
Categorias:

Artículos

,

Moda

,

Mujer

.

abusos sexuales modaDecenas de modelos se unen para denunciar los abusos sexuales en la industria de la moda.

Después de que se destapara en Hollywood el mayor escándalo de abusos sexuales de la historia, mujeres de todos los ámbitos profesionales han sacado valor para denunciar sus propias situaciones de acoso, dejándonos ver que no es solo en la industria del cine donde se dan estos comportamientos.

Aunque los abusos en la moda por parte de fotógrafos, agentes y otro tipo de trabajadores con poder no es una novedad, nunca nadie había hablado de una forma tan clara como se ha hecho ahora. Ha sido a través de Instagram, en una cuenta que se encargaba de difundir noticias y cotilleos del mundo de la moda por pura diversión, @ShitModelMgmt. Hasta que le empezaron a llegar por privado otro tipo de mensajes.

La mujer que administra la cuenta, que se mantiene en el anonimato, pidió a sus seguidores que le contaran algún cotilleo nuevo para publicarlo, pero lo que empezó a recibir fueron confesiones de mujeres anónimas que querían que sus historias de abusos sexuales salieran a la luz.

Por otro lado, la modelo Cameron Russell también se ha encargado de recoger testimonios de abusos para publicarlos en su cuenta de Instagram.

“Con 15 años me mandaron a hacer unas pruebas con un fotógrafo. Mi madrastra estaba conmigo en la sesión, en otra habitación. Ella no tenía ni idea de que él metió sus dedos en mi vagina unas cuantas veces mientras me sacaba fotos, alegando que eso haría que las imágenes quedaran más sensuales. A una quinceañera”.

Este escalofriante testimonio fue publicado por Cameron Russell, alertando de que este fotógrafo aún seguía trabajando en la industria.

Tras este testimonio, la modelo anima a otras compañeras de profesión a enviarle sus experiencias para que ella pueda publicarlas anónimamente y así destapar cómo funciona la industria de la moda desde dentro. “No hablamos de uno, cinco o veinte hombres. Hablamos de una cultura de explotación que tiene que parar”, añade.

“Tenía 16 años y estaba en una sesión con un fotógrafo. Me pidió que me quitara la ropa y posara, y aunque al principio me daba un poco de vergüenza, pude sobrellevarlo. El tiempo pasó y me pidió que me tumbara en el sofá para hacerme más fotos. Lo hice. Empezó a sujetarme la mano para poder fotografiarlas sosteniéndose juntas pero siguió moviéndose hasta que su mano alcanzó mi vagina. Me metió sus dedos muy fuerte y siguió fotografiando. Juro que me quedé paralizada, muy incómoda, pero se tumbó en el sofá y siguió haciendo fotos de mi vagina para después poner su boca en mi.”

Otra chica modelo anónima compartió este testimonio a través de Cameron Russell, añadiendo que el fotógrafo no solo está casado y tiene dos hijos, si no que sigue trabajando y contactando con ella para hacer nuevas sesiones, lo que demuestra cómo de normalizado está su comportamiento en la industria.

Esperamos que destapar los casos de abusos sexuales en la industria de la moda sirva para que se empiecen a tomar medidas y a acabar un comportamiento que lleva años siendo aceptado.

Ranking

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

20 votos

Categorias: Artículos, Moda, Mujer.
Noticias relacionadas