Consejos para cambiar de casa

CÓMO CAMBIAR DE CASA Y MUDARTE SIN MORIR EN EL INTENTO

consejos cambiar de casa

Cómo cambiar de casa y mudarte sin morir en el intento. Llega esta época del año en que se marca no sólo el principio de las vacaciones sino además también el final de un ciclo, porque aunque tu vida no tenga nada que ver con los colegios ni los estudios de cualquier tipo, el año escolar siempre nos determina a todas ¿verdad? Y como tal, es un buen momento para cambiar de casa ¿Porqué? Porque efectivamente acaba el curso y muchos estudiantes y profesores regresan a sus lugares de origen y liberan las casas que ocupaban hasta ahora y porque mucha gente piensa igual que tú: empieza el verano, cambiamos de vida, y por lo tanto hay más oferta para encontrar una casa nueva y más demanda para que tu vivienda actual pueda ser ocupada.

Así que así estás, has conseguido decidirte a buscar una casa nueva más adaptada a tus necesidades, a tu economía, a tus sueños (¿de verdad has encontrado “ése jardín”? vaya envidia). No sólo eso, sino que también te has recorrido todos los portales de vivienda e inmobiliarias que se te han presentado. Has encontrado el lugar perfecto y has conseguido hacerlo tuyo. Pues ahora toca ponerse manos a la obra, es decir, ponerse a hacer cajas.

consejos cambiar de casa

Si ya has vivido la experiencia de la mudanza anteriormente, recordarás que no es demasiado placentera que digamos (aunque a lo mejor eres de esas personas a las que les encanta poner a prueba su paciencia, resistencia y capacidad de hacer “Tetris”). Y si no la has pasado todavía porque nunca te has mudado… bueno, para todas tenemos una guía que alejará los terrores preconcebidos y borrará los malos recuerdos. Sigue estos consejos que te ayudarán a planificar tu mudanza mejor y a que te concentres en lo verdaderamente importante: disfrutar del principio de tu nueva vida en tu nueva casa.

Lo primero es presupuestar la mudanza. Consulta tus fondos para este gasto y asume que por mucho que no quieras, dinero te vas a gastar. Si tienes muchas cosas y/o una economía capaz de asumirlo, lo mejor es que contrates a una empresa de mudanzas. Hay de muchos tipos y precios, claro, desde las que simplemente te hacen el porte (desde unos 300 euros dependiendo de la ciudad en la que estés) hasta las que te dan servicio desde que van a tu casa y empaquetan todas tus pertenencias en cajas, las llevan a la casa nueva y hasta te las desempaquetan. Este servicio suele costar en torno a 150 euros. Lo importante, es que además de que te lo puedas permitir, la empresa que contrates cumpla todos los requisitos legales. Toma nota:

  • Contrato de mudanza por escrito.
  • Seguro de responsabilidad civil.
  • Si puedes, entérate de Sui el equipo está dado de alta en la Seguridad Social (cualquier problema derivado de una inspección podría repercutirte).
  • Y que te ofrezcan la opción de contratar un guardamuebles, aunque no lo uses.

A veces nos creemos que con contratar un porte “pirata” para nuestra mudanza somos más listas por el dinero que ahorramos pero si pasa algo o si de repente quieren cobrarte más de lo que has acordado en un primer momento, no podrás reclamar ni denunciar a nadie.

consejos cambiar de casa

Si al consultar tus fondos te has dado cuenta de que vas a tener que aceptar todas aquellas ofertas de tus familiares y amigos, aquellos “si necesitas ayuda, dímelo”, tendrás primero que convencerles y encontrar el día exacto en que a ti te vaya bien y puedas disponer de la mayor cantidad de manos útiles posible (ojo con pedírselo sólo a amigos o familiares más dispuestos a retransmitir la experiencia de la mudanza en Instagram que a mover cajas y desmontar muebles). Luego, tendrás que calcular qué materiales vas a necesitar para embalar y proteger todas tus cosas: cajas, plásticos de burbujas, precinto, herramientas para desmontar muebles…  Las cajas las puedes conseguir gratis en comercios de confianza pero con este ahorro corres el peligro de que nada encaje en la furgoneta. Si te gastas en torno a 100 euros en cajas de calidad (por una casa de unos 40 metros cuadrados) e aseguras de poder encajarlo todo bien y de que sean de materiales fiables que no se rompan a mitad del proceso. Y claro, alquila una furgoneta que te costará en torno a 100 euros a los que tendrás que sumar la gasolina que consumas en los portes de tu mudanza.

Además de que todos los elementos (obligación de dejar tu casa actual y disponibilidad de tus familiares y amigos) deben estar alineados para que hagas la mudanza por tu cuenta con una furgoneta, es interesante que tengas en cuenta recorridos más rápidos y evitar horas punta en el tráfico.

consejos cambiar de casa

Con todo esto ya definido, es recomendable que empieces haciendo un inventario de todas tus cosas, para agilizar la preparación de las cajas. Si empiezas a empaquetar objetos delicados y de valor con mucho tiempo de antelación, te asegurarás que no le pase nada y que no corran peligro el gran día de la mudanza. Esto también es aplicable a los objetos y ropa que no sueles utilizar.

Y por supuesto, afronta que va a haber un momento de “purga”. La mudanza es una buena excusa para revisar tus pertenencias, esto pasa sobre todo con la ropa, y decidir qué cosas van a seguir contigo y qué cosas no. Con lo que no quieras puedes hacer un mercadillo con el que sacarte un extra que para la mudanza siempre viene bien o simplemente un acto de limpieza y purificación que no sólo va a aligerar la ocupación de tu nueva casa sino también tu estado de ánimo. Empiezas una nueva vida y tienes que hacerlo de buen humor, no lo olvides. Buena suerte con tu mudanza.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

16 votos

Noticias relacionadas