Expedientan a la cadena Hooters por el uniforme de sus camareras

EL UNIFORME DE LAS CAMARERAS DE HOOTERS EN CASTELLDEFELLS “COSIFICA” A LAS MUJERES.



Expedientan a la cadena Hooters por el uniforme de sus camareras

El uniforme de las camareras de Hooters en Castelldefells “cosifica” a las mujeres. No es ninguna novedad viniendo de esta cadena de comida rápida americana, que en Estados Unidos es conocida popularmente como “breastaurant” es decir, “restaurante de las tetas”.

No, no es ninguna novedad. Lo que sí es novedoso e importante es que la reciente resolución de la Inspección de Trabajo ha concluido que la selección del uniforme de trabajo de las camareras y trabajadoras de Hooters no está “debidamente justificada” ya que lo principal es que una camarera sepa tomar pedidos, atender al público, conocer los menús, preparar bebidas, cobrar a los clientes… este tipo de tareas, cuya buena realización no depende de que la camarera lleve un uniforme que consiste en un minishort ajustado que deja media nalga al aire y un top también ajustado con escote.

La resolución ha surgido a raíz de la acción del sindicato CCOO, que interpuso una denuncia al establecimiento Hooters de Castelldefels por considerar la obligatoriedad de este uniforme para mujeres como una práctica “discriminatoria y vejatoria” que ataca a las mujeres trabajadoras y las “cosifica”.

La polémica contra Hooters, cuyos camareros hombres no están obligados a lucir nada, sino que su uniforme consiste en una camiseta naranja de manga corta y un pantalón largo, no es nueva en nuestro país ni en ninguno de los lugares en los que está esta cadena de restaurante de comida rápida, pero sí es cierto que la detección de esta “infracción grave” en materia de relaciones laborales es un gran paso en la lucha contra el machismo en los centros de trabajo.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

13 votos

Noticias relacionadas