Un sacerdote francés es destituido por abofetear a un bebé en su bautizo

ABOFETEA A UN BEBÉ MIENTRAS LO BAUTIZA Y LE DESTITUYEN.

Un sacerdote francés es destituido por abofetear a un bebé en su bautizo

Abofetea a un bebé mientras lo bautiza y le destituyen. Y la verdad es que no es para menos. Entendemos que a veces el llanto de un bebé puede llegar a convertirse en una molestia insoportable, pero lo que hizo este sacerdote no tiene justificación.

Jacques Lacroix, era un sacerdote católico de 89 años, que se disponía a bautizar a un bebé que no dejaba de llorar en la Colegiata de Champeaux, al sureste de París. En el vídeo queda registrado cómo el sacerdote va perdiendo la calma con el pequeño, a quien va diciendo insistentemente que se calle, que debe callarse, una y otra vez, hasta que le estruja de una manera muy agresiva contra su pecho, grita tajantemente que se calle por última vez y le asesta una bofetada.

Los familiares, estupefactos e indignados por la actuación del sacerdote, se abalanzaron hacia él para quitarle al niño de las manos. Y como todo en esta vida queda registrado, el vídeo se ha movido por todos los medios franceses y no ha hecho falta mucho tiempo para que el obispado de Meux, la congregación a la que correspondía este sacerdote, tomara medidas.

El obispo de Meaux explicó recientemente que el sacerdote haba sido suspendido de sus obligaciones ceremoniales, tanto bodas como bautismo, argumentando que la avanzada edad del prelado pudo tener bastante que ver en su reacción. El sacerdote ha asumido su responsabilidad, se ha disculpado con la familia y ha declarado que pretendió hacer algo a medio camino entre una caricia y una bofetada pero que no controló lo que estaba haciendo. Acepta que su carrera como ministro de la iglesia católica ha terminado, que hay un fin para todo. Los padres han aceptado la disculpa.

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

12 votos

Noticias relacionadas