Manicura para madres, ¿qué hacer y qué no?

SIÉNTETE SEGURA CON LA MANICURA

Manicura para madres, ¿qué hacer y qué no?

Manicura para madres, ¿qué hacer y qué no? Estas son las claves para cuidar tus uñas.

Mamás o futuras mamás: cuando las mamás están en estado o acaban de estrenar nueva forma de vida, una serie de preocupaciones rondan alrededor de nuestras cabezas. ¿Podemos teñirnos? ¿Los productos que antes eran de fiar pueden provocar alguna complicación en nosotras o en nuestros bebés?

Las manicuras se consideran seguras durante el embarazo, siempre que la manicurista use herramientas que han sido esterilizadas entre los clientes. Algunas mujeres embarazadas eligen traer sus propios suministros de manicura al salón para reducir el riesgo de infección. Una manicura consiste en remojar, cortar, limar y pulir las uñas. En la mayoría de los casos, el esmalte de uñas se aplica a las uñas después de completar la manicura. Si bien las manicuras se consideran seguras durante el embarazo, existe cierta evidencia de que el esmalte de uñas puede no ser tan seguro.

Y es que algunos esmaltes de uñas incluyen ftalato, que son plastificantes utilizados en la construcción, automóviles o, en este caso, los cosméticos.

Manicura para madres, ¿qué hacer y qué no?

El ftalato se ha asociado con defectos cerebrales en fetos de animales, pero ningún ensayo en humanos ha producido el mismo efecto. La reacción en fetos animales podría estar asociada con la concentración de humos de esmalte de uñas utilizados durante el estudio. Dicho esto, al elegir una manicura durante el embarazo, es importante visitar un salón con buena ventilación. Los vapores de manicuras y pedicuras pueden causar dolores de cabeza y náuseas en algunas mujeres embarazadas. También existe una importante preocupación con respecto al uso de productos para uñas a base de tolueno o formaldehído. El tolueno y el formaldehído no se consideran seguros a la hora de su utilización durante el embarazo y deben evitarse siempre que sea posible. Si la manicurista no sabe si estos ingredientes están incluidos en los productos de manicura, puede ser mejor elegir un manicurista que sí lo haga.

Las manicuras en casa son una alternativa saludable a los servicios de salón. Las manicuras caseras pueden ser completadas por un amigo, un miembro de la familia o por nuestras parejas. Combinar una manicura con una pedicura en casa es una gran manera para que una pareja brinde un servicio muy necesario, mientras que hace que una mujer embarazada se sienta más bella mientras comparten su tiempo.

Manicura para madres, ¿qué hacer y qué no?

Para las mujeres que experimentan cambios en las uñas durante el embarazo, como uñas débiles y quebradizas, lo mejor es cortar las uñas en casa y aplicar un esmalte de fortalecimiento claro en un área bien ventilada. Por lo general, las uñas acrílicas no se recomiendan durante el embarazo, principalmente debido a todos los productos químicos utilizados durante su aplicación.

Así que sí, es seguro que te pongas uñas acrílicas durante el embarazo si tomas una serie de precauciones. El principal riesgo con el uso de uñas acrílicas y otros productos de salón es la exposición a los vapores de los productos. Los salones de uñas usan algunos químicos muy fuertes, y solo tienes que tener una exposición limitada a estos productos. Las preocupaciones clave son la frecuencia con las que estás expuesta y la ventilación del área de trabajo del manicurista.

Fíjate bien en cómo te sientes en el salón. Cuando estás embarazada, eres más sensible a los humos y a los olores, pero eso seguro que ya lo sabes. Es la forma en que la naturaleza te dice que tengas cuidado. Si comienzas a sentir náuseas, eso es una señal de que necesitas tomar aire fresco.

Así que ya sabes, Estas son las claves para cuidar tus uñas, así que si no te fías de la sguridad de la manicurista de tu salón, arrímate a tu pareja a tu mejor amig@ y pasad un buen rato juntos.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

19 votos

Noticias relacionadas