Cómo saber si tienes gripe o estás resfriada

TU CUERPO CALIENTE SÓLO CUANDO TÚ QUIERES

En los cambios de estación te preguntas siempre cómo saber si tienes gripe o estás resfriada y más si estamos cambiando de verano a otoño o de invierno a verano. Los cambios de temperatura, la llegada del frío o la lluvia mientras vas en minifalda o sandalias con las piernas y pies descubiertos, la llegada del calor mientras estás realmente abrigada… Son muchos cambios de temperatura bruscos los que pueden producir enfermedades que a simple vista no parecen graves pero siempre hay que tener cuidado.

Lo mejor es saber cuanto antes si tienes gripe o estás resfriada y para ello, debes realizar las siguientes comprobaciones:

Saber si tienes fiebre: debes medirte la temperatura y comprobar si tienes más de 37º C. Si superas esa temperatura, es que estás resfriada. Si tienes más de 39º C es que tienes gripe. Un termómetro te ayudará a resolver tus dudas de temperatura y para ello te recomendamos firmemente utilizar uno digital porque los de mercurio no son tan exactos y una medición errónea puede generarte un disgusto. Para bajar la fiebre debes beber mucho líquido y no abrigarte demasiado (si vas a estar descansando en casa y tienes la calefacción a tope, no te pongas el edredón nórdico) para que así la temperatura de tu cuerpo se reduzca hasta alcanzar la normalidad.

Saber si te duele la garganta: si notas molestias al tragar cualquier tipo de comida es que probablemente tengas una faringitis leve, síntoma del resfriado. La verdad es que la faringitis no tiene ningún tipo de tratamiento específico para combatirla pero sí que existen las siguientes recomendaciones: beber mucha agua para estar bien hidratadas y descansar para lograr el reposo físico. Recuerda que si además tienes fiebre, no debes abrigarte demasiado mientras descansas. El ibuprofeno y paracetamol no curarán la faringitis pero sí que te ayudarán a calmar el dolor para así sobrellevarla. El dolor de garganta es algo insoportable así que lo mejor es que te cures cuanto antes. 

Saber si sientes malestar: los resfriados provocan un malestar general que te hacen ir más lenta, pensar menos, y desarrollar todas tus actividades laborales y físicas con esfuerzo. Tus quehaceres diarios se verán severamente retrasados si estás enferma puesto que es imposible llevar a cabo una rutina diaria con normalidad si algo en tu cuerpo no funciona del todo bien. Si te sientes regular, es probable que estés resfriada. Si en cambio te sientes fatal y te resulta imposible moverte de la cama porque tienes fiebre y te duelen la garganta y todos los músculos de tu cuerpo, entonces es que tienes gripe.

En ningún caso, aunque tengas el mayor resfriado del mundo mundial o la gripe más grave que haya existido sobre la faz de la tierra (que por cierto, si tienes curiosidad, te recomendamos investigar sobre la gripe española que arrasó media Europa ahora hace 100 años, en 1918 toda Europa estaba infectada por una pandemia de gripe que se conocía como gripe española o Spanish Influenza en inglés dejando entre 50 y 100 millones de muertos, es decir, un 5% de la población mundial se vio afectada por esta enfermedad) deberás tomar antibióticos que no te haya recomendado tu médico o médica de cabecera de tu hospital de confianza para curar la gripe, el resfriado, o cualquier tipo de enfermedad que creas sufrir. Dormir, descansar, tomar mucho líquido (todo tipo de sopas, purés de verduras y agua mineral) es lo mejor que puedes hacer una vez que se hayan confirmado tus peores sospechas si tienes fiebre, te duele la garganta, sientes malestar y te pones a buscar en internet cómo saber si tienes gripe o estás resfriada.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

9 votos

Noticias relacionadas