Cómo saber si tu hijo o hija está siendo acosada

HERRAMIENTAS CONTRA EL ACOSO

 Cómo saber si tu hijo o hija está siendo acosada

Todas las madres queremos que nuestros hijos crezcan felices y por eso debemos saber si nuestros hijos están sufriendo acoso, puesto que esa es causa principal de la infelicidad entre los más pequeños.

Por desgracia, niños y niñas se han enfrentado al acoso durante generaciones. No por ser el acoso algo habitual debe ser normal o permisible. Este tipo de actitudes de abuso se han producido en las infancias de muchas personas de distintas edades, sin embargo, en el siglo XXI este tipo de agresiones son más peligrosas que nunca ya que también se utilizan las nuevas tecnologías. El acoso ya no se reduce a un momento presencial, del que el niño o niña puede escapar físicamente, sino a un ataque continuo que se ve reproducido en la pantalla de su teléfono móvil. Por esta razón, y muchas otras, padres y madres tratan de retrasar lo máximo posible el momento de comprarle a los suyos un móvil, puesto que saben que les están poniendo ante un peligro que puede ser perfectamente evitable. Sin embargo, los niños y niñas no entienden la magnitud del problema y no ven el móvil como un foco de problemas sino como una fuente de diversión.

Para saber si tu hijo o hija está siendo acosada, debes analizar su conducta y aspecto físico. Si emocionalmente lo sientes distinto (una madre, que lo ha parido, sabe cómo es su hijo) bien sea porque está triste o se muestra más tímido y reservado y apenas quiere salir de casa, es probable que esté sufriendo algún tipo de acoso del que no puede defenderse. Es un niño, es pequeño, no tiene las herramientas necesarias para librarse del acoso. Normalmente, las irá adquiriendo por su cuenta y aprenderá a gestionar la frustración y afrontar las situaciones que le produzcan desagrado. Es muy difícil establecer los límites entre defender a tu hijo de la violencia y sobreprotegerlo de manera que no sepa enfrentarse a alguien que piense igual que él. De ti depende que crezca siendo un ser humano que sea buena persona. Para saber si tu hijo está sufriendo acoso, deberás hablar muchísimo con él y por eso es importante crear un clima de confianza plena. Así, tu hijo o hija no te guardará secretos, te contará todo, y podrás tomar medidas antes de que el problema sea irresoluble y os estalle en la cara.

El acoso nunca es puntual: no se trata de una breve pelea o de una pequeña discusión, se trata de una agresión continua que ejercen una o varias personas sobre tu hijo. No dura una tarde, dura varias semanas y puede prolongarse en el tiempo durante toda su etapa escolar. Si sufre acoso y no tomas medidas, se convertirá en mal estudiante y probablemente lleve una vida desgraciada.

 Cómo saber si tu hijo o hija está siendo acosada

Los motivos del acoso que puede estar sufriendo tu hijo serán múltiples y variados: en caso de que un pederasta le esté persiguiendo, deberás acudir inmediatamente a la policía. Podrás salvar a tu hijo, y a los hijos de muchas madres, si consigues borrar a ese pederasta del mapa. Si le están acosando sus compañeros de clase, o de colegio, deberás acudir al centro escolar para hablar con el director del centro. Es probable que en el colegio te digan algo así como que “son cosas de críos” pero no debes creerles. Recuerda los límites entre proteger a tu hijo de la violencia y sobreprotegerlo. A lo mejor se trata de una pequeña discusión entre niños o a lo mejor se trata de una agresión física que le deja el cuerpo lleno de hematomas. En caso de que se dé el primer caso, deberás mantenerte al margen. Si es el segundo, si en el centro escolar no te ofrecen el apoyo y las soluciones que necesitas como madre, deberás acudir inmediatamente a la policía. Antes de presentar una denuncia que os llevará a los Tribunales que darán la razón a tu hijo y le devuelvan la paz y tranquilidad que se merece, como se trata de un proceso muy largo, deberás tomar medidas a corto plazo: ponte en contacto con los padres de las criaturas que estén ejerciendo el acoso sobre tu hijo para que sean conscientes y les castiguen convenientemente. Si vives en España, antes de acudir a la comisaría, puedes probar y marcar el número contra el acoso escolar. Se atiende desde el Ministerio de Educación y ofrecen asesoramiento gratuito contra el acoso. El número que debes marcar es 900 018 018.

 Cómo saber si tu hijo o hija está siendo acosada

Son muchos los pasos que puedes dar para detener el acoso escolar antes de marcar el número de la policía o presentarte en la comisaría correspondiente para formalizar la denuncia. Normalmente, en el siglo XXI, los colegios e institutos cuentan con protocolos contra el acoso escolar de forma que los profesores y estudiantes son perfectamente conscientes de la existencia del acoso escolar y sus consecuencias. En cambio, el acoso que realizan pederastas siempre se debe poner en manos de la policía, sin intermediarios. Probablemente alguien le haya denunciado antes de que tú lo hagas y la policía le esté ya siguiendo los pasos con el fin de detenerle y que deje de acosar a niños y niñas. Son los adultos quienes deben aportar a los jóvenes las herramientas necesarias para hacer frente al acoso.

Lo primero para encontrar una solución es identificar el problema y por eso es tan importante que sepas si tu hijo o hija está sufriendo acoso.

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

7 votos

Noticias relacionadas