La extraña afición de un hombre que vive como si fuera un dálmata

LO QUE IMPORTA ES SER FELIZ

La extraña afición de un hombre que vive como si fuera un dálmata

Todo el mundo tiene aficiones: a muchas personas nos gusta leer, bailar, cantar, pasar tiempo con perros... Este hombre británico va más allá y su afición principal es vivir la vida como si fuera un perro dálmata

La extraña afición de un hombre que vive como si fuera un dálmata

A simple vista, esta afición puede parecer extraña pero no lo es: muchas personas adoran actuar como perros, pues es una actitud que alivia el estrés de la vida moderna. Si te tomas un tiempo al día para actuar como un perro (esto es, dormir, comer, jugar, rascarte) podrás disfrutar más de la vida moderna que es una sucesión de situaciones de estrés (ir corriendo al trabajo, correr para recoger a los niños en el colegio, cenar rápido y mal, ver la tele, dormir mal y vuelta a empezar). Tom Peter, un joven británico de 32 años, se ha tomado a pecho lo de vivir su vida como si fuera un perro y pasa el día vestido como un cachorro de dálmata

La extraña afición de un hombre que vive como si fuera un dálmata

Además, el hombre que vive como si fuera un dálmata reproduce a la perfección todos los gestos y actitudes del perro porque en su vida real, cuando va disfrazado de hombre británico, es actor y vive del teatro.

La extraña afición de un hombre que vive como si fuera un dálmata

Tom Peter se declara feliz y es que vestirse de dálmata le acerca a su sueño real de poder vivir toda su vida como si fuera un cachorro. No se quita nunca el vestido, pues así se siente a gusto consigo mismo. Es importantísimo que las personas nos sintamos bien con nosotras mismas, que busquemos nuestra felicidad interior y no nos preocupe qué puedan opinar los demás. Este señor no sólo no le hace daño a nadie si se viste de dálmata sino que además es feliz así.

La extraña afición de un hombre que vive como si fuera un dálmata

Desde estarguapas celebramos su iniciativa de hacerlo público y animamos a todas las mujeres a convertirse en quien realmente quieran ser y desarrollen sus aficiones más extrañas, aunque sea vivir como si fuera un perro dálmata.

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

18 votos

Noticias relacionadas