La mujer más gorda del mundo

GORDIFUERTES

 

La mujer más gorda del mundo

La mujer más gorda del mundo

Tener sobrepeso es algo que afecta a la salud y al bienestar personal. Cuando tienes carnes de más, cuando tu cintura es ancha y tu culo está gordo, no sólo puedes sentirte incómoda o fea sino que además puedes tener problemas de salud. Hoy en día se publicitan modelos de delgadez extrema que provocan que sean muchas las mujeres que se sientan gordas a pesar de tener cuerpos estupendos. Es importante que consultes con tu médico si tu peso es el correcto, él sabrá asesorarte mejor que nadie para que así no tengas problemas. 

La mujer más gorda del mundo lo ha pasado fatal. Vive en el condado de Texas, en Estados Unidos. Se llama Mayra Rosales y, aun siendo la mujer más gorda del mundo ya puede respirar aliviada y es que ha conseguido bajar 400 kilos. Antes pesaba 500 kilos

La mujer más gorda del mundo

La historia de Mayra Rosales es una hermosa historia de superación personal y es que si la mujer más gorda del mundo consiguió adelgazar 400 kilos, tú podrás adelgazar los 4 o 10 kilos que te molestan. Lo mejor es acudir a un médico que te aconseje cuál es tu peso ideal. A lo mejor, ya tienes tu peso ideal. A lo mejor, te sientes divina pero tienes sobrepeso. El médico medirá tu masa corporal

El problema de pensar tantos kilos es que no tienes margen de movimiento. Una persona como Mayra Rosales, la mujer más gorda del mundo, pesaba 500 kilos y apenas podía moverse: no podía levantarse de la cama, ni conducir, ni tomar el autobús, ni subirse a un ascensor ni ir al cine, entre otras muchas cosas que hacemos las mujeres en nuestro día a día. En realidad, la mujer más gorda del mundo, estuvo 10 años sin moverse de la cama.

La mujer más gorda del mundo

Hay presos en cárceles que tienen mejores condiciones de vida que las que tenía la mujer más gorda del mundo cuando pesaba 500 kilos y permanecía postrada en su cama. Los presos en las cárceles al menos pueden salir una hora al patio al día para estirar las piernas pero la mujer más gorda del mundo no podía moverse ni un minuto. Al permanecer tanto tiempo sin moverse, su cuerpo engordó más y más ya que no consumía calorías que hacen funcionar el cuerpo y consumir energía, adelgazando. También, le salieron múltiples heridas en su cuerpo, llagas provocadas por la falta de movilidad. 

Siendo la mujer más gorda del mundo se enfrentó a un problema muy difícil: el asesinato de su sobrino. Por lo visto, ese chico fue asesinado por alguien de su familia y como Mayra Rosales no tenía nada que perder, declaró ante las autoridades que ella misma lo había matado por accidente sentándose encima y aplastándole con sus 500 kilos de peso. La autopsia demostraría que en realidad lo asesinó su hermana. Mayra Rosales estaba dispuesta a cumplir la pena de prisión por asesinato para salvar a su hermana y es que le daba igual que la cama donde estaba postrada estuviera en la cárcel o en su propia casa. 

Pero un día feliz, decidió tomar medidas para acabar con su obesidad, que la convertía en la mujer más gorda del mundo con sus 500 kilos de peso: decidió pedir ayuda a los médicos y se sometió a una operación quirúrgica para realizarse un bypass gástrico de forma que el tamaño de su estómago se redujo de forma considerable. A esta primera operación, le siguieron otras 10 para poner a punto su cuerpo, que estaba totalmente maltrecho por el sobrepeso. En total, fueron 11 las intervenciones quirúrgicas a las que tuvo que someter su cuerpo para poder adelgazar 400 kilos de los 500 que pesaba. Ahora que estás leyendo estas líneas, tal vez te parezcan una tontería los 5 o 10 kilos demás que te sobran. Sin embargo, cada cuerpo es un mundo y deberás cuidarlo y respetarlo: haz deporte, practica el ejercicio que debas y llena tu cuerpo de fibra. Además, deberás vaciarlo de azúcares. El azúcar es muy malo

La mujer más gorda del mundo

Ahora podemos hablar de que la historia de la mujer más gorda del mundo es una historia con final feliz y es que además de someterse a las operaciones quirúrgicas para reducir su estómago, pues hizo mucho deporte que es lo que hay que hacer. Ahora, en la actualidad, hoy en día, ha pasado de pesar 500 kilos a sólo pesar 96. Ahora ya siente sus extremidades y su cuerpo y es capaz de moverse. De hecho, hasta ha encontrado el amor y ahora es feliz junto a un hombre que la quiere tal y como es, una mujer que se puede mover y que anteriormente fue la mujer más gorda del mundo. 

La mujer más gorda del mundo

En la actualidad, pesando menos de 100 kilos habiendo pesado más de 500, trabaja en un hospital donde ofrece servicios de asesoría a todas las personas que, como ella en el pasado, sufren de sobrepeso y tienen que vivir en condiciones sin movilidad y con muchas penurias. Es importante que en los procesos de adelgazamiento las personas con sobrepeso se sientan acompañadas: no basta con meterse en foros de internet y chatear durante toda la noche con personas desconocidas, regocijándose sin aliento en la tragedia que supone tener sobrepeso y no poder moverse: se trata de participar en grupos de apoyo y conectar físicamente con otras personas en la misma situación, para así hablar y charlar. El cariño físico es lo más importante. 

La mujer más gorda del mundo

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

8 votos

Noticias relacionadas
load