Cómo evitar la violencia doméstica machista

CON FEMINISMO

Cómo evitar la violencia doméstica machista

Cómo evitar la violencia doméstica machista

La violencia doméstica machista es la violencia que mata a las mujeres. Acabar con ella es importantísimo. Las mujeres desde nuestra casa, nosotras solas, nunca podremos acabar con la violencia machista. La idea es unirnos entre todas y confiar en partidos políticos democráticos que firman el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, herramienta muy útil para la implantación de medidas que buscan acabar con la violencia machista.

Las mujeres que sufren la violencia doméstica machista suelen sufrirla por parte de sus parejas o ex parejas: hombres que en su día las amaron o, al menos, dijeron que las amaban, generan violencia que puede acabar con su vida, dejarlas tetrapléjicas o hacerles pasar por un tormento insoportable por el simple hecho de ser mujer. España destina partidas económicas a proteger a estas mujeres, protegiéndolas de sus agresores.

Las medidas que ofrece la Ley contra la Violencia de Género pasan por conseguir que las mujeres se sientan seguras ante su agresor. Los hombres condenados por violencia de género deben pagar multas (en caso de que los delitos sean menores) o cumplir penas de cárcel (en caso de asesinatos) en el que componente de violencia de género incrementa cuantitativamente la duración de la condena. La justicia es lenta pero segura en España así que las leyes contra la violencia de género buscan conseguir que las mujeres se sientan seguras a lo largo del proceso, de forma que el potencial asesino no pueda acabar con su vida hasta que la condena no sea firme.

Los hombres maltratadores son obligados a llevar pulseras telemáticas quienes avisan directamente a la policía en caso de que quebranten las órdenes de alejamiento: si un hombre maltratador recibe la orden de no acercarse a su mujer, pues la pulsera avisará inmediatamente en caso de que se acerque a su barrio donde vive o donde trabaja y trate de asesinarla. 

La violencia machista no es sólo violencia física, en la que el hombre pueda clavar armas blancas en las partes del cuerpo de la mujer maltratada. También existe la violencia económica, en la que el agresor anula económicamente a la mujer de forma que no tenga medios de subsistencia, no pueda pagarse el alquiler o incluso comer, y tenga que convivir con su agresor. Para estos casos, las leyes contra la violencia de género disponen de pisos tutelados en los que las mujeres maltratadas pueden vivir, protegidas, alejadas de sus parejas o ex parejas. 

Para acabar con la violencia machista, es muy importante que las leyes contra la violencia de género se mantengan activas y no se recorten las ayudas.

Son muchas las mujeres que asisten a violencia machista que no les agrede directamente a ellas, sino a familiares o amigas. En estos casos, es muy importante que si tienes una amiga que está sufriendo violencia de género (su novio no le permite salir de casa vestida como ella quiera, su novio la insulta, su novio controla sus finanzas, su novio le pega palizas que le deja con el cuerpo lleno de moratones) pues debes recomendarle que marque inmediatamente el 016 y acceda a todo tipo de información de asistencia a la mujer maltratada. Son muchas las personas que saben que una mujer es víctima de la violencia machista y prefiere no hacer nada, pensando que se trata de "cosas de novios" o de "cosas de casa" en las que no deberían meterse. Anteriormente, a la violencia machista se la denominaba "violencia doméstica" porque se pensaba que era algo que sólo afectaba al seno del hogar. Pues no, la violencia machista es algo que afecta a toda la sociedad por eso es importante que las mujeres maltratadas no se sientan solas.

Si eres hombre y conoces a un hombre que pueda estar ejerciendo la violencia machista, deberás hablar con él y tratar de explicarle que la testosterona es algo que debe controlar. La violencia es ilegal. En caso de que tu amigo no quiera entrar en razón y siga maltratando física o psicológicamente a su pareja o ex pareja, deberás poner el asunto en manos de la policía. Son muchos los hombres que son plenamente conscientes de la violencia machista y toman medidas para frenarla. No todos los hombres son maltratadores pero la mayoría de los maltratadores son hombres.

Antes podía estar bien visto que un hombre pegara a su mujer "lo normal" pero ahora está penado por ley. Las mujeres han conseguido el derecho de no ser agredidas, violadas o asesinadas.

Cómo evitar la violencia doméstica machista

El amor de verdad no duele. Quien bien te quiere, te hará sentir una reina, te colmará de besos y te cuidará siempre. Si eres mujer y tu novio te pega, entonces, eso no es amor. Eso es otra cosa: se trata de violencia machista, él está ejerciendo una dominación sobre ti y quiere que seas suya, anulando toda tu personalidad y tus ganas de vivir. La mejor solución para combatir la violencia machista es el feminismo: debemos conseguir una sociedad feminista (o, lo que es lo mismo) igualitaria de forma que hombres y mujeres tengan los mismos derechos y obligaciones. La ley contra la violencia de género no discrimina a los hombres, únicamente a aquellos que son violentos y que piensan que las mujeres son de su propiedad. Para conseguir una sociedad igualitaria es necesario proteger a las mujeres, para que no tengan miedo a que la persona que presuntamente las ama, las mate.

Cómo evitar la violencia doméstica machista

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

16 votos

Noticias relacionadas