¿Por qué usar un edredón?

TE CONTAMOS SUS VENTAJAS

Los edredones son uno de los elementos más utilizados en España como ropa de cama y en muchas ocasiones es el sustituto de las colchas y las mantas. Es un magnífico cubrecama que además de cumplir con su principal función, es decir, dar calor por la noche, ofrece un sinfín de posibilidades para decorar la cama. Es por eso que los edredones han sido utilizadas por los terapeutas ocupacionales durante mucho más tiempo de lo que la mayoría cree.

Ideales para niños (y a veces adultos) con trastornos de procesamiento sensorial, los edredones funcionan mediante el uso de presión de contacto profundo, lo que los terapeutas ocupacionales llaman un tipo de sensación táctil (también conocida como algo que se siente en la piel). Pero cualquier persona también puede beneficiarse de un edredon en su cama, así es como se hace.

1. Tienen un efecto calmante

La presión de contacto profundo es uno de los principales tipos de información sensorial que calma y organiza nuestro sistema nervioso sensorial. La presión de los edredones y la presión del tacto profundo en general es una sensación bastante tranquilizadora para todos.

2. Es como si te dieran un gran abrazo

Los edredones hacen que se sienta como si alguien te estuviera sosteniendo sin tener que estar cerca de nadie. "Esta manta se siente como si estuvieras recibiendo el abrazo más reconfortante sin sentirte constreñido y caliente", escribió un crítico de Amazon sobre un edredón.

Nuestros expertos del Laboratorio de Textiles del Instituto de Buenas Prácticas Ambientales evaluaron las mantas pesadas y dicen que debido a que las mantas están llenas de cuentas diminutas (a menudo hechas de vidrio, plástico o arena), acurrucarse con una de ellas puede sentirse como un abrazo firme sin que nadie lo toque realmente.

3. Pueden aliviar el estrés y la ansiedad

Si has tenido un largo día de trabajo o simplemente te sientes ansioso en general, entonces acurrucarte en el sofá con un edredón (mientras ves Netflix) puede ayudarte a relajarte y desestresarte. Incluso si usted no tiene un trastorno de ansiedad, los terapeutas ocupacionales dicen que probablemente notará que se siente bien bajo un edredón.

Si estas buscando alivio de una condición médica, hable primero con un médico, y antes de comprarte un edredón para tu hijo, por ejemplo, asegúrese de consultar con tu pediatra.

4. Las personas que tienen problemas para conciliar el sueño

(¡O para permanecer dormidas!) durante la noche a menudo descubren que el uso de los edredones ayuda a mejorar su sueño. 

5. Hay un edredón ponderada para todos

Cuando vayas a comprarte un edredón, estas son las diferentes variables que debes buscar:

Tamaño: Mientras que algunos edredones sólo vienen en un tamaño, muchas están disponibles en varios tamaños (nuestra selección de presupuesto está disponible en seis tamaños diferentes). Se recomienda asegurarse de que el edredón no cuelgue de la cama, para que el peso adicional no se lo quite del cuerpo

Peso: Los edredones generalmente están disponibles en pesos que van de 5 a 10 kilos. Pero tenga en cuenta que debido a la distribución del peso, sentiras más presión con una manta ponderada de doble tamaño de 6 kilos que con una manta de tamaño king size del mismo peso.

Material: Puedes encontrar edredones que vienen en todos los diferentes tipos de tela, que van desde microfibra hasta tela refrescante (¡perfecto para personas que duermen sudorosas!). Los edredones tienen otra ventaja: es reversible se pueden lavar en la lavadora.

Precio: No importa cuál sea tu presupuesto, hay un edredón para ti. 

Noticias relacionadas
load