Consejos para prevenir las ETS

LAS ETS: PELIGROS REALES

Consejos para prevenir las ETS

Las enfermedades de transmisión sexual son más comunes de lo que parecen y lo que es más importante, algunas no suelen presentar síntomas, de ahí su peligro. Como su nombre indica estas enfermedades se contagian por contacto sexual. La buena noticia es que existen maneras de prevenir y tratarlas.

Aunque pueda sorprender, una ETS es bastante más común de lo que parece. 1 de cada 4 adolescentes en España contraerá una ETS antes de terminar el instituto, según un comunicado de prensa de la Academia Español de Dermatología y Venereología. Las ETS más comunes seguramente te suenen, gonorrea, clamidia, herpes y el VPH. Algunas de estas pueden ser fácilmente tratadas con antibióticos y no hacen peligrar la salud. Otras sin embargo, pueden causar graves problemas de salud sin el tratamiento adecuado.

¿Cómo prevenir una ETS?

La forma más fiable de no contagiarse de una enfermedad de transmisión sexual es evitar cualquier contacto sexual de cualquier tipo, vaginaloralanal e incluso el contacto genital con otras partes del cuerpo como los pies. Suena mal lo sabemos, pero si no hay sexo, no hay ETS. Pero obviamente necesitamos el sexo en nuestras vidas, por eso es altamente recomendable practicar sexo seguro para reducir las probabilidades de contagiarse.

¿Cómo practicar sexo más seguro? A base del uso de preservativos. Usar un condón no debe evitar practicar el sexo que quieras, ya sea vaginal, oral u anal. Existen barreras para practicar sexo vaginal y anal de manera segura. También existen barreras bucales para practicar sexo oral.

Realizarse una prueba de detección, puede prevenir el contagio a otras personas. Hablar con tu pareja puede ayudar, sobre todo a tu relación, a conseguir confianza con un tema delicado. No practicar actividades que tengan alto riesgo de contagio, se puede ser sexualmente activo de varias maneras. Se puede conseguir orgasmos mediante la masturbación, frotación de las partes íntimas la una contra la otra por ejemplo.

¿Cómo se contagian una ETS?

La forma de contagiarse obviamente es practicando sexo sin ningún tipo de protección, es decir, sin usar condón o barreras bucales en el caso del sexo anal. 

Estas enfermedades se suelen contagiar por los fluidos corporales como la sangre, el semen y el flujo vaginal. El roce entre genitales también puede ser una forma de contagio si una de las partes está infectada. 

Todos los contactos sexuales que involucran a los fluidos corporales incrementan el riesgo de contagio de una ETS. 

La práctica de sexo vaginal y anal sin preservativo son las prácticas con más riesgo de contagio. Por eso es importante usar el preservativo, es único anticonceptivo que puede reducir el riesgo de contraer una ETS

 El VIH, la más peligrosa de las ETS, se contagia principalmente a través de la sangre, jeringas, drogas e incluso con tatuajes. Una ETS nunca puede contagiarse por contacto casual, como un abrazo o un apretón de manos, únicamente mediante el intercambio de fluidos corporales.

¿Puedo saber si alguien tiene una ETS?

La mejor manera de saber si se tiene una enfermedad de transmisión sexual es realizarse un examen de detección de ETS. Las ETS no siempre tienen síntomas visibles como para poder determinar si se tiene o no. Hay veces que las personas contagiadas ni siquiera lo saben, porque no presentan síntomas visibles como podría ser una mancha en la piel por ejemplo.

Debes hacerte un examen de detección si presentas los siguientes síntomas: dolor localizado en las partes genitales, hinchazón, sarpullidos o protuberancias raras, picor, dolor al orinar. En el caso de los hombres descargas inusuales del pene. En las mujeres cuando el periodo tiene una textura, color u olor diferente a lo habitual. 

Estos síntomas no siempre son indicativos de una ETS. Puesto que algunos de estos síntomas están relacionados con infecciones urinarias. Si tienes dudas lo más recomendable es que te pongas en contacto con tu médico personal.

Noticias relacionadas
load