Conoces la liposucción, pero ¿Estás segura de que es lo que necesitas?

AQUÍ TE CONTAMOS TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LA LIPOSUCCIÓN

Las personas vivimos en constante preocupación respecto a nuestro aspecto. Pero no todos empezamos desde el mismo punto o tenemos las mismas preocupaciones. Para ello, existen cirujanos que nos ofrecen operaciones de cirugía estética que nos permiten esculpir nuestro cuerpo.

Como ya hemos comentado, no todos partimos de la misma salida, hay personas que sufren una serie de altercados en su vida o que simplemente superar una fase de la misma que les provoca un cambio en su cuerpo por diferentes motivos.

Una parte de esta población suelen ser las familias adultas en el momento de asentarse, en el que por diferentes motivos como el exceso de trabajo, la falta de tiempo para hacer ejercicio o mantener la dieta pueden llegar a resultar negativos para nuestra salud. Además, en estos perfiles suelen ser frecuentes los embarazos, que también pueden alterar la forma del cuerpo y con los que se debe de tratar muy cuidadosamente.

En general la zona abdominal puede sufrir diferentes alteraciones tales como la laxitud de la piel abdominal, acumulación de grasa abdominal, pérdida de fuerza de la musculatura abdominal e incluso puede llegar a deformidades del ombligo.

Para solucionar este tipo de imperfecciones del cuerpo podemos tender a varias técnicas, como la típica liposucción o la Abdominoplastia.

¿Es exceso de grasa lo que tienes? Puede que necesites algo diferente.

La liposucción es un procedimiento muy conocido y demandado entre la población. Consiste en eliminar la grasa corporal sin eliminar la piel flácida sobrante, es una técnica de contorno corporal sin cicatriz. La grasa se elimina con unas cánulas que la aspiran. También se la conoce como lipoescultura.

Esta técnica, como ya se ha comentado, no es tan completa como la Abdominoplastia, que en el caso de que existan estrías o faldones abdominales los elimina también. La abdominoplastia consiste entonces, en eliminar piel y grasa sobrante, para después reconstruir los músculos de la pared abdominal. Deja una cicatriz en la zona de la ropa interior de forma que queda disimulada.

Normalmente se elimina la grasa que se encuentra entre el ombligo y el pubis, respetando el ombligo para que luzca una forma más estética. Después se procede a la plicatura de la fascia abdominal, que suena a latín pero simplemente consiste en coser el recubrimiento de los músculos abdominales dados de sí por el tiempo o un embarazo. Así vuelven a su lugar y cambia la forma del vientre. La piel que sobra se tensa de forma que al cerrar todo queda oculto. Todo este proceso acaba cerrado en una discreta cicatriz.

En el caso de sufrir de obesidad, la abdominoplastia no está recomendada por los expertos ya que es mejor realizarla tras haber adelgazado y perdido parte de la grasa, como corrector de la forma de los pliegues de la piel que quedan tras una gran pérdida de grasa. Por lo tanto, si es tu caso deberías recurrir a una dieta y una rutina de ejercicios que te ayude a perder esa grasa, y acudir cuando necesites eliminar la parte sobrante,¡Quizás ni siquiera la necesites!

Ahora sabes lo que necesitas y quieres saber donde encontrarlo.

En el Hospital Universitario Moncloa de Madrid se está realizando este tipo de operaciones a manos del Doctor Aso, un especialista con un currículum impecable. Cuenta con experiencia en muchos campos de la cirugía plástica (cirugías estética mamaria, cirugía reconstructiva avanzada, rinoplastia…)

Ha sido formado en centros internacionales por todo el mundo; en Estados Unidos, Europa, Taiwan, etc. Fué premiado como el mejor cirujano plástico de España en 2015 y nominado durante los 3 años siguientes como uno de los cinco mejores.

Todas las operaciones realizadas por el Doctor Aso se realizan en el hospital con profesionales de primera, con un largo recorrido a sus espaldas.

Noticias relacionadas
load