barra head

Mitos del sexo anal

EL LADO POSITIVO DEL SEXO ANAL

Si la pregunta "¿Te gusta el sexo anal?" no ha surgido durante tu brunch o viaje de chicas, ¿quién eres tú? 

En la última década, el sexo anal, o al menos hablar de sexo anal, se ha convertido en un tabú significativamente menor, tal vez porque los culos han adquirido un estatus completamente nuevo (gracias, Kardashians) o porque la sociedad se ha vuelto más positiva en general (¡sí!). De cualquier manera, el sexo a tope sigue siendo un tema controvertido entre las mujeres, porque no todo el mundo puede estar de acuerdo en si se siente bien o no. Pero, ¿adivina qué? No todos tienen que hacerlo!

Para algunas mujeres, el sexo anal es la cereza encima de un helado sexual: un pequeño regalo extra que eleva algo que ya estaba delicioso por sí solo (duh, hablando de sexo aquí). Pero para otros, el sexo a tope es más como el paté: intrigante, vale la pena intentarlo..

Pero ahora toca hablar sobre algunos de los mitos que siempre han surgido sobre el sexo anal.

El sexo anal duele.

No tiene por qué doler, pero si ocurre puede ser que lo estés haciendo mal. Muchas mujeres afirman sentir mucho placer y excitación cuando experimentan el sexo anal. Para que esto no ocurra, se suele recomendar penetrar el año un poco, ya sea con algún juguete o incluso con los dedos. Lo que más se suele escuchar es que ‘la primera vez duele’, mentira. Si te masturbas a la vez que te penetran analmente se puede disminuir la sensación de dolor.

Tabu.

Hubo un tiempo en que el sexo anal estaba muy mal visto. Hoy en día es bastante más común, pese a que no todo el mundo le guste. Experimentar es bueno para una relación saludable, y hablar las cosas, si lo probáis, os puede llegar a unir más.

Riesgo para la salud.

La higiene en el sexo siempre es lo primero. Con el sexo anal, es muy importante tener el orificio muy limpio y bien lubricado, cuanto más lubricado mejor entrara. Usar el preservativo también es un factor importante para prevenir enfermedades de transmisión sexual.

Es sucio.

Como hemos dicho antes, la higiene es importante dado que puedes encontrarte con materia fecal al terminar el intestino recto en el ano. Por eso recalcamos, es muy importante lavarse muy bien antes de practicarlo.

Noticias relacionadas
load