barra head

Sustitutos de la sal

ALTERNATIVAS NATURALES DE SAL QUE HARÁN QUE SU COMIDA TENGA MEJOR SABOR

Hay buenas razones para buscar alternativas a la sal de vez en cuando: Excederse con el salado afecta más que sólo a las papilas gustativas. De hecho, puede conducir a una serie de problemas de salud graves como la hipertensión, el síndrome metabólico, la enfermedad renal crónica, la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular.

El 90 por ciento de la población supera el máximo diario recomendado de 2,300 miligramos de sal.

El sodio juega un papel en el equilibrio de líquidos, la contracción muscular, la señalización del sistema nervioso y la regulación de la presión arterial. El truco: Dentro de nuestro sistema alimenticio, es fácil satisfacer las necesidades de sodio, pero es difícil evitar el exceso.

¿Por qué? Dos palabras: alimentos procesados. Tienden a estar cargados de cosas.

Aunque muchos consumidores saben que las sopas enlatadas tienden a ser muy ricas en sodio, es posible que no se den cuenta de que los alimentos básicos como el pan y la salsa para pastas también son fuentes importantes.

Además de estar atento a su consumo de alimentos con alto contenido de sal, también puede ayudar a mantener su consumo de sodio razonable intercambiando otros condimentos de vez en cuando. Estas 21 alternativas de sal le darán a su comida un poco de energía, sin todo el sodio.

1 Pimienta Negra Close-Up Of Black Peppercorn On White BackgroundLa pimienta negra usualmente va de la mano con la sal, pero agregarla por sí sola puede agregarle el mismo sabor sin el sodio agregado. Sin mencionar que sus compuestos activos podrían ayudar a combatir la inflamación.

Añada esta versátil alternativa de sal a sabrosas recetas como sopas, pollo o pescado al horno y pastas.

2 AjoClose-Up Of Garlic Bulbs Against White BackgroundA menudo asociado a los platos italianos, el ajo es un elemento picante en relación con la cebolla que puede añadir toneladas de sabor sin sodio.

Cuando una receta requiere ajo, hay un incentivo aún mayor para duplicar la cantidad: El ajo se ha asociado con una serie de beneficios para la salud, como el aumento de la inmunidad, la reducción de la presión arterial y la mejora de los niveles de colesterol.

3 PimentónClose-Up View Of Red Chili Pepper Against White Background El pimentón no sólo ofrece un bonito tono de puesta de sol para los platos asados, sino que también es una excelente alternativa de sal: Hecho de pimientos secos, el pimentón puede añadir un sabor dulce y ahumado.

El pimentón se puede utilizar en muchas recetas, como guisos salados, chiles, carnes asadas, pescado o aves.

4 Orégano

Esta hierba aromática, muy utilizada en la cocina italiana y griega, añade un sabor brillante a recetas como salsas, pizza, pollo y pescado.

Se puede usar fresco o seco, y es una forma sabrosa de reducir el sodio.

5 Pimienta de Cayena

Si puede tolerar el calor, espolvoree una pizca de pimienta de cayena sobre su próximo tazón de burrito.

Esta especia tiene un sabor picante y puede añadir un sabor similar al de la salsa picante, pero sin los altos niveles de sodio. La pimienta de cayena es ideal para sopas, tacos y salsa, y puede ofrecer el beneficio adicional de estimular su metabolismo.

6 Levadura Nutricional

Más allá de trabajar como un gran sustituto del queso no lácteo en todo, desde los macarrones hasta los nachos, la levadura nutricional es una excelente fuente de vitaminas B.

Es una fuente especialmente buena de vitamina B12, que a menudo es un nutriente de preocupación, sobre todo para los veganos. Además, la levadura nutricional contiene fibra y proteína para ayudar a mantenerte lleno.

7 Tomillo Se trata del tomillo, esta hierba se convirtió en un pilar (lo siento, tuve que hacerlo): El tomillo se puede usar tanto en forma fresca como seca, y es una forma libre de sodio para aumentar el sabor en verduras asadas o pollo, pescado al horno o marinadas de carne.

Extra: Puede tener un efecto positivo en la presión arterial y el colesterol.

8 Caldo Bajo en Sodio

Mientras que muchos caldos prehechos están cargados con sodio, las versiones bajas en sodio que contienen menos de 140 miligramos por porción son un juego limpio.

El caldo bajo en sodio puede ayudar a controlar la cantidad de sal que se agrega a platos como sopas, guisos y chiles.

Además, también puede ser una forma alternativa de añadir sabor a otros platos. Agregue caldo bajo en sodio al puré de papas o úselo para cocinar granos enteros como arroz integral o quinua. Para obtener aún más sabor, es mejor mezclarlo con tomillo y orégano.

9 Albahaca La albahaca tiene un sabor y un aroma increíbles que complementan a tantos alimentos diferentes, desde verduras y carne hasta queso y fruta fresca.

Además, la albahaca está repleta de vitaminas K, A, C y E, y es conocida por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antibacterianas.

Mézclalo en pesto, úsalo para adornar pizzas y platos de pasta, saltéalo con verduras, mézclalo con verduras mixtas para una sabrosa ensalada, o combínalo con aceite y vinagre para aderezos caseros.

10 Salvia

Omita la sal y use la salvia para dar sabor a carnes, risotto, polenta y platos de frijoles, ya sea por su cuenta o en combinación con otras hierbas.

Al igual que muchas hojas verdes, la salvia es rica en vitamina K, que ayuda a producir y regular las proteínas involucradas en el metabolismo óseo y la coagulación de la sangre. Una cucharadita contiene el 10 por ciento de sus necesidades diarias de vitamina K.

11 Eneldo

Curiosidad: El eneldo es un primo botánico del apio, por lo que es igualmente bajo en calorías y tiene un sabor dulce como el limón y ligeramente amargo.

El eneldo puede ser una excelente fuente de vitaminas A y C, y puede ayudar a la salud digestiva y renal, agrega.

Aunque muchas personas asocian inmediatamente el eneldo con pepinos encurtidos, esta hierba es en realidad muy versátil. Su refrescante sabor a limón combina bien con platos de pollo y pescado, ensaladas de patata y ensaladas frías a base de fideos o tomate.

12 Zumode LimónEmpieza a usar zumo de limón en lugar de sal: Sus propiedades químicas únicas le permiten aclarar el color de las verduras cuando se añaden a los platos al final de la cocción.

El zumo de limón también contiene vitamina C, que desempeña un papel activo en la inmunidad, la elasticidad de la piel, la absorción de hierro y la prevención de enfermedades cardíacas.

Es recomendable agregarlo a las salteadas o a la salsa de tomate, o exprimirlo sobre el pollo, el pescado y las verduras.

13 Cúrcuma La cúrcuma está volando de los estantes por sus beneficios antiinflamatorios, pero también es una excelente alternativa para aumentar el sabor y la sal.

La cúrcuma es bien conocida como un ingrediente básico del curry, pero su sabor dulce como la tierra y ligeramente picante también combina bien con huevos, sopas, guisos o raíces asadas.

Acompáñelo con pimienta negra, que contiene piperina, un compuesto que aumenta significativamente la biodisponibilidad y absorción de la cúrcuma.

14 Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana vale la pena: El vinagre de sidra de manzana puede ser un delicioso complemento sin sodio para una amplia variedad de platos. Su sabor ácido y afrutado tiene un gran sabor, así que un poco de sabor te hará llegar muy lejos.

Mézclalo con aceite de oliva para hacer aderezos para ensaladas y añádalo a los adobos para alegrar los platos de proteína.

15 Romero El romero tiene un sabor a pino invernal, por lo que no es de extrañar que combine bien con abundantes sopas, guisos y otras comidas reconfortantes.

Pruébelo en panes a base de plantas (como este pan de lentejas) y pasteles de pastores.

16 Vinagre balsámico

El vinagre balsámico hace un gran trabajo para aclarar el sabor de cualquier plato por una cantidad insignificante de calorías.

Aunque comúnmente mezclado con aceite de oliva, el balsámico también funciona muy bien sobre carnes, verduras cocidas y frutas asadas a la parrilla cuando se hierve a fuego lento hasta lograr una reducción de balsámico.

Para un bocadillo crujiente bajo en sodio, recomendamos rociar con vinagre balsámico sobre garbanzos bajos en sodio y asarlos durante 30 minutos.

Noticias relacionadas