barra head

┬┐Chismorrear es tan malo como nos cuentan?

DESCUBRE TODO LO QUE CHISMORREAR O CRITICAR PUEDE APORTARNOS COMO PERSONAS

Puede sonar increíble pero, según los estudios, pasamos unos 52 minutos al día criticando a alguien con otra persona, o sea, chismorreando. Sin embargo, los expertos han descubierto que la mayoría de los chismes no son sólo habladurías que usamos para desahogar nuestras emociones. Hay algo en el chismorreo que lo convierte en un proceso social significativo y todos podemos usarlo para nuestro propio beneficio.

Aquí en Estarguapas hemos estudiado más de cerca el chismorreo y sus beneficios para nuestra salud psicológica, y esto es lo que hemos encontrado.

¿Cómo cotilleamos? ¿Es tan tóxico como pensamos?

Don’t Hold Back: Gossiping Can Actually Be Good for You, Studies Find

Existe el estereotipo de que los chismes son malas conversaciones a escondidas que sirven para dañar la reputación de alguien. De hecho, chismorrear resulta ser una parte importante de nuestra vida cotidiana y lo hacemos por una razón. En realidad y en términos generales pasamos unos 52 minutos al día chismorreando y sólo el 15% de ese chismorreo es negativo.

Don’t Hold Back: Gossiping Can Actually Be Good for You, Studies Find

Y para conocimiento de todas, los hombres tienden a chismorrear tanto como las mujeres, mientras que el chismorreo de las mujeres parece ser más neutral que el de los hombres. Además, los extrovertidos parecen chismorrear más que los introvertidos, y los jóvenes tienden a difundir chismes negativos más a menudo que las personas mayores.

El chismorreo se ha convertido en un fenómeno bastante complicado. Los expertos sugieren que a lo largo de nuestra evolución, el chismorreo se ha convertido en nuestra herramienta para reunir información importante que podemos utilizar para protegernos. Chismorrear nos ayuda a construir la cooperación en nuestros grupos internos y a ser selectivos sobre quiénes incluimos o excluimos de estos grupos.

Cuando se chismorrea, se puede hacer un seguimiento de quién está contribuyendo al grupo y quién está siendo egoísta. Y al compartir esta información, puedes excluir a los miembros del grupo que a la larga podrán generar problemas en el grupo.

Don’t Hold Back: Gossiping Can Actually Be Good for You, Studies Find

Es más, los estudios han demostrado que incluso ese 15% de chismorreo que es malo puede hacernos bien. ¿Cómo? Es simple: cuando nos enteramos de que la gente chismorrea sobre algunos de nuestros rasgos de carácter o comportamientos, podemos usar esta información para mejorar. Podemos sentirnos heridos y frustrados por los chismes que la gente difunde a nuestras espaldas, pero también podemos usarlos como una oportunidad para pensar en las cosas que podemos estar haciendo mal y arreglarlas.

Aunque estudios recientes han demostrado que chismorrear no es tan tóxico como a menudo pensamos, asegúrate de que tu chismorreo no sea malo y que no perjudique a nadie ni arruine su reputación. Usa los chismes como una charla que te mantiene al día con los hechos más importantes de tu círculo social cercano.

¿Cuándo fue la última vez que cotilleaste sobre alguien? ¿Conoces a gente a la que le gusta chismorrear y que puede hacerlo durante horas?

Noticias relacionadas
load