barra head

Los hombres se estresan por ganar menos

LOS HOMBRES SE ESTRESAN CUANDO SUS ESPOSAS GANAN MÁS DINERO QUE ELLOS

No es un secreto que el dinero en las relaciones puede ser algo difícil de manejar a veces, pero un nuevo estudio científico demostró que es más complejo de lo que pensábamos anteriormente. Resulta que los hombres se sienten estresados, no sólo si son el sostén de la casa, sino también si la mujer contribuye con más del 40% de los ingresos familiares. La idea cultural de la masculinidad ligada a ser el principal proveedor es la razón principal de esta situación, aunque no es la única.

Desde Estarguapas resumimos para ti las principales conclusiones de esta investigación, que profundizan en la difícil conexión entre el dinero y el amor.

Cuanto más dependencia económica, más estrés

Men Get Stressed When Their Wives Make More Money Than They Do, According to New Research

El estrés entre los hombres aumenta cuando su novia o esposa contribuye con más del 40% de los ingresos de la casa, según un estudio de la Universidad de Bath (Reino Unido). La relación es directamente proporcional: si el hombre es más dependiente económicamente de la mujer, el nivel de desórdenes psicológicos que él es propenso a sufrir son también mayores.

Se llegó a esta conclusión después de extraer y analizar los datos de otro estudio realizado en los Estados Unidos que siguió la situación de más de 6.000 parejas heterosexuales, casadas o que vivían juntas, durante un período de 15 años. Los niveles de estrés, mientras tanto, se calcularon en base a la sensación de tristeza, ansiedad, inquietud, desesperanza y falta de valor.

La idea de la masculinidad y el desequilibrio de poder

Men Get Stressed When Their Wives Make More Money Than They Do, According to New Research

Una de las razones de esta conexión está relacionada con la persistencia de una cultura patriarcal en la sociedad. "Durante generaciones, en muchas culturas, ha existido la expectativa de que el hombre sea el principal proveedor de ingresos en la familia, y la masculinidad está muy vinculada al cumplimiento de esta expectativa", dice Joanna Syrda, la académica a cargo de la investigación. "Enfrentarse a un cambio en este resultado al ser superado por sus parejas, significa que los hombres probablemente experimenten altos niveles de angustia psicológica", añade.

Otra explicación va más allá de la cuestión del género, ya que apunta al desequilibrio de poder que puede generar en cualquier relación, el hecho de que uno de los socios tenga un ingreso económico más alto. Este desequilibrio es notorio tanto en las decisiones de gastos y ahorros diarios, como en el eventual deterioro de la relación entre la pareja, donde la persona con menores ingresos puede sentirse más vulnerable económicamente y pensar en el divorcio o la separación.

Cada regla tiene una excepción

Men Get Stressed When Their Wives Make More Money Than They Do, According to New Research

Hay una excepción a esta relación directa entre el estrés en los hombres y su contribución a la economía doméstica de la pareja: esto sucede si la mujer ya tenía un ingreso más alto antes de que se casaran o se mudaran juntos. En este caso, la brecha de ingresos existente y potencial en el futuro ya se estableció de antemano, y eso puede aliviar la situación.

"La gente no elige a sus parejas al azar, así que si la mujer era la que más ingresos obtenía antes del matrimonio, entonces la posible diferencia de ingresos ya estaba clara para el hombre - quizás incluso una razón para asociarse con ellos", dice Syrda.

La relación de ingresos es la clave

Men Get Stressed When Their Wives Make More Money Than They Do, According to New Research

La investigación descubrió que, para los hombres, ser el único sostén económico de la familia también genera estrés, aunque no tanto como estar en la posición de ser el que menos dinero aporta a la pareja. La razón, en este caso, está relacionada con el hecho de que la responsabilidad y la presión causan niveles significativos de ansiedad y angustia.

Por lo tanto, esta es otra conclusión importante: los hombres son más felices cuando ambos miembros de la pareja contribuyen económicamente en el hogar, pero cuando son los principales proveedores. La proporción ideal es contribuir con el 60%, frente al 40% de las mujeres, ya que más allá de eso es cuando empiezan los problemas.

Lento progreso en la eliminación de la brecha salarial de género

Men Get Stressed When Their Wives Make More Money Than They Do, According to New Research

El Informe Mundial sobre la Brecha de Género 2018 del Foro Económico Mundial indicó que la brecha salarial entre los géneros persistirá: aunque 89 de los 144 países estudiados registraron mejoras, a este ritmo se tardará más de 200 años en eliminarla. Los países que más han avanzado hacia la igualdad son Islandia, Noruega, Suecia y Finlandia.

Los Estados Unidos, país en el que se basa la investigación de la Universidad de Bath, ocupa el lugar 51. Sin embargo, poco a poco, el porcentaje de esposas que ganan dinero para sus maridos está creciendo: en 1980, sólo el 13% de las mujeres casadas ganaban tanto o más que sus maridos. En 2000, esa cifra alcanzó el 25%, y en 2017, el 31%.

¿Una diferencia de salario afecta de alguna manera la relación con su pareja? Cuéntenos en los comentarios, y comparta su experiencia con los otros lectores.

Noticias relacionadas
load