Limpieza facial en casa

7 CONSEJOS PARA DARSE LA MEJOR LIMPIEZA FACIAL EN CASA POSIBLE

La limpieza facial son una de las cosas más relajantes y lujosas que puedes hacer por ti misma. En este momento, muchas de nosotras necesitamos cuidarnos y no estresarnos, pero no es posible salir de casa para ir a un sitio especializado. Por suerte, todavía es posible darse una limpieza facial de calidad de spa en casa.

Puedes hacerlo una vez a la semana en casa, dado que ahora es el momento perfecto para intentar recrear tus limpiezas faciales favoritas. Aunque ahora tenemos mucho tiempo en casa, una limpieza facial debe ser considerado como una delicia, no como algo cotidiano.

Aqui en Estarguapas te contamos nuestros consejos para una limpieza facial en casa que van más allá de tu rutina normal de cuidado de la piel:

1. Crear una atmósfera relajante.

Si no puedes ir al balneario, puedes traer el balneario a ti creando un ambiente relajante en casa. Esto puede parecer un pequeño paso, pero borrar tanto estrés como sea posible para relajarse hará que tu cara sea mucho mejor.

Si no estás de humor para un baño de cuerpo entero, puedes remojar tus pies para la misma sensación de desestresamiento. Es muy saludable para todos esos puntos de presión en el pie y es muy relajante.

Para una relajación óptima, se recomienda añadir unas cuantas gotas de aceite esencial de lavanda (pero puede utilizar cualquier aceite esencial que le parezca adecuado). Asegúrese de encender algunas de sus velas favoritas y ponga una lista de reproducción relajante de su elección.

2. Limpie bien su piel.

Antes de hacerse cualquier otra cosa en la cara, es necesario empezar con un lienzo limpio. Cualquier maquillaje o producto que quede en tu piel resultará en un rostro menos efectivo. Para asegurarte de que tu piel está lo más limpia posible antes de empezar el proceso de limpieza facial, prueba con una doble limpieza.

Primero limpia con un limpiador a base de aceite, pero la segunda limpieza debe ser más bien un limpiador desengrasante. El limpiador a base de aceite eliminará el maquillaje, los productos y el sebo, mientras que el limpiador a base de agua limpiará tu piel de cualquier suciedad, como la suciedad o el sudor, dejándole la piel limpia y lista para los siguientes pasos.

3. Vaporice su piel.

Si eres un entusiasta de los tratamientos faciales, sabes que la mayoría de los tratamientos faciales incluyen algún tipo de proceso de vaporización. Vaporizar la cara ayuda a abrir los poros y a suavizar la capa superior de la piel para prepararla para la exfoliación.

Si desea vaporizar su rostro en casa, tenga especial cuidado de no vaporizar demasiado su piel, ya que esto puede provocar sequedad. Hay dos maneras en las que puedes (¡sin peligro!) tratar de vaporizar tu cara. Puedes poner tu cara sobre un tazón de agua caliente y cubrir tu cabeza con una toalla para atrapar el vapor, o empapar una toalla en agua caliente y ponerla sobre tu cara, asegurándote de que el agua no esté tan caliente como para quemarte.

4. Exfoliar para suavizar y dar brillo.

Cualquier limpieza facial en casa implica la exfoliación para eliminar las células muertas de la piel y revelar una piel radiante. Nosotros recomendamos utilizar un exfoliante enzimático o químico en lugar de un exfoliante físico (como un exfoliante normal). Los exfoliantes dejan pequeñas micro-desgarraduras en la cara. Las micro-lágrimas son pequeños arañazos, que pueden irritarse y provocar brotes.

Sin embargo, exfoliar con un peeling crea un lienzo perfecto para el resto de su cara en casa. La exfoliación ayuda a abrir los poros y a suavizar la textura de la piel. Por eso recomendamos masajear un exfoliante químico o enzimático en la piel, enfocándose en áreas problemáticas como la zona T, que pueden ser más grasosas o tener los poros obstruidos.

5. Masaje en una máscara.

Una limpieza facial no se sentiría bien sin algún tipo de mascarilla. Puedes elegir la mascarilla que quieras usar en función de las necesidades de tu piel, nosotros recomendamos buscar una mascarilla con ingredientes desintoxicantes que te ayude a limpiar los poros, ya que éstos se abrirán después de exfoliarlos (piensa en una mascarilla de arcilla o una mascarilla de carbón).

Para que tu experiencia en casa se asemeje a la de un spa, intenta masajearte la mascarilla durante unos minutos en lugar de alisarla rápidamente: Si la mascarilla es un poco más gruesa, humedece tus dedos con agua tibia, o si realmente quieres ponerte elegante, con un poco de té verde tibio, entonces masajea tu mascarilla en la piel.

Si es posible (y en estos días creo que es realmente posible) siéntate en la bañera o en la ducha caliente y deja que la máscara te vaporice suavemente en la cara.

6. Hidratar la piel.

Una de las mayores claves para conseguir un brillo radiante es una piel bien hidratada con un hidratante de primera calidad. Una vez que se quite la máscara, asegure la hidratación con su suero o humectante favorito. Para seguir haciendo que su rostro se sienta menos en casa y más en el spa, nosotros recomendamos mezclar unas pocas gotas de su suero en un humectante.

Para llevar su hidratación al siguiente nivel, puede usar una herramienta de masaje facial como un rodillo de jade o gua sha para ayudar a desmaquillar su cara, entre otros beneficios como el rejuvenecimiento, la promoción del colágeno y la renovación celular. El masaje facial es en realidad muy saludable para el músculo facial. Es como un gimnasio para tu piel.

7. Sáltese las extracciones.

Por supuesto, las extracciones pueden ser una de las partes más satisfactorias de un facial. Pero este es un paso que deberías dejar a los profesionales. Si no está limpio, puedes contraer una infección si lo haces sólo a medias. Intentar realizar tus propias extracciones y hurgar en tu cara nunca es una buena idea. Del mismo modo, nuestros expertos recomiendan dejar la micropunción a los profesionales para evitar cicatrices e infecciones.

Noticias relacionadas
load