barra head

10 cosas que ocurren cuando acabas con unas buena amistad

DESCUBRE PORQUÉ ROMPER UNA RELACIÓN DE AMISTAD PUEDE SER MÁS DURO QUE CON UNA PAREJA

Según una encuesta que hemos realizado, hemos concluido que cuando tenemos buenas amistades somos más felices. El estudio también ha predicho que podríamos tener más enfermedades crónicas cuando tenemos problemas de amistad, en lugar de otros problemas con cualquier otro tipo de relación. Esto significa que las amistades juegan un papel muy importante en nuestras vidas y puede doler más perder a un amigo que a un novio. Sin embargo, cuando una amistad ya no funciona, no tenemos una forma adecuada de superarla como en las relaciones románticas.

En Estarguapas profundizamos en las razones por las que puede ser más desgarrador terminar una amistad que una relación romántica.

1-. No podemos hablar de por qué termina.       

Es comprensible que una amistad termine por una traición, pero normalmente las amistades terminan sin previo aviso. Nos distanciamos y no sabemos cómo hablar de los cambios que ha habido en nuestra amistad. Existe una ruptura oficial en las relaciones románticas, pero por alguna razón, no tenemos ese cierre similar en las amistades.

2-. No podemos llorar la pérdida.      

Dado que no hay una ruptura oficial, es difícil para nosotros llorar adecuadamente nuestra pérdida. Se espera que nos aguantemos y sigamos adelante, incluso si el dolor no es diferente de una ruptura romántica. En el peor de los casos, ya que no hablamos del fin de una amistad, a veces es difícil saber si la hemos perdido. Los amigos pueden incluso abandonarnos sin que sepamos por qué, así que nos confunde la forma de lidiar con el dolor que sentimos.

3-. La persona con la que queremos hablar de ello son ellos    

Cuando nos enfrentamos a cualquier tipo de dolor, especialmente emocional, es natural querer recurrir a alguien en quien confiamos y con quien nos sentimos cerca. Normalmente recurrimos a nuestros amigos cuando pasamos por una ruptura romántica. Pero si son ellos los que estamos perdiendo, es difícil encontrar a alguien más con quien desahogarnos.

4-. Nos sentimos avergonzados por el hecho de que la amistad haya fracasado      

Hay una especie de regla tácita que dice que la amistad debe ser fácil para los adultos. Así que cuando perdemos un amigo, podemos marcarnos como un mal amigo y culparnos por no hacerlo funcionar. Si una amistad "debería ser eterna", pero la nuestra no lo es, es difícil no empezar a pensar que somos culpables.

5-. Nos costó mucho esfuerzo convertirnos en sus mejores amigos     

Todos los amigos comenzaron como extraños y es un largo camino el que tenemos que hacer para llegar a ser mejores amigos. Hemos compartido muchos recuerdos con ellos y hay cosas que sólo ellos pueden entender. Y ahora, por alguna razón, todo se está desmoronando.

6-. Son con los que podemos ser 100% nosotros mismos      

Aquellos que están en relaciones románticas no siempre son completamente fieles a sí mismos. Pero con los amigos, tendemos a sentirnos más cómodos para bajar la guardia. Perder buenos amigos, con los que podemos ser sinceros, puede hacernos sentir muy mal. Nuestra autoestima puede incluso sufrir un golpe.

7-. Nos preguntamos si nuestros secretos están ahora a salvo con ellos      

Los amigos son personas a las que normalmente confiamos nuestros secretos porque no creemos que podamos perderlos en el futuro. Pero cuando una amistad termina, no podemos estar seguros de que nuestros secretos seguirán a salvo con ellos. Ya no podemos esperar que los protejan y si una amistad termina mal, podemos incluso temer que puedan tomar represalias contándole a otros nuestros secretos.

8-. Nuestras vidas sociales podrían verse afectadas por la pérdida.     

Como amigos, compartimos muchas cosas, y una de ellas es nuestro círculo social. Mientras que una amistad puede no funcionar, otra en el mismo círculo puede estar bien. Esto significa que todavía tenemos que enfrentarnos a nuestros ex-amigos y las cosas podrían ponerse muy difíciles. Si nuestros amigos mutuos deciden tomar partido y elegir el suyo en lugar del nuestro, nuestros sentimientos podrían quedar aún más heridos.

9-. Nos sentimos como si estuviéramos solos en esto.      

Dado que nadie habla de una ruptura de amistad, podríamos sentirnos fácilmente muy aislados. Podría sentirse como si fuéramos los únicos en el mundo que están pasando por esta situación desgarradora. Sentiríamos que no sólo perdimos un amigo, sino todo tipo de apoyo.

10-. No sabemos si podemos encontrar a alguien mejor.       

Con una ruptura romántica, siempre hay alguien que nos anima y nos dice que podremos encontrar a alguien mejor. Pero no es lo mismo para una ruptura de amistad. Lleva años construir lo que tuvimos con nuestro ex-amigo y, como adultos, dudamos que podamos encontrar otra amistad significativa.

Noticias relacionadas
load