barra head

El auge del minimalismo en la decoraci贸n del hogar

EL MINIMALISMO COMO TENDENCIA EN TU HOGAR

Con sus inicios durante la década de 1960, el minimalismo es una tendencia que ha ganado popularidad en los últimos anos. La adopción a esta forma de decorar el hogar está, sin dudas, en pleno auge. Muebles neutros, pocas obras de arte colgadas sobre la pared, objetos elegidos cuidadosamente. Esta tendencia ha comenzado a dominar los hogares de muchas personas. En principio, se trata de elegir objetos cuidadosamente, y con un propósito claro: mantener los espacios limpios y espaciosos.

Decoracion minimalista en el hogar

En su objetivo de reducir todo a lo esencial, el minimalismo comenzó como un movimiento artístico de posguerra que tuvo su desarrollo en el campo de la escultura, la arquitectura, la cultura y el diseño. La geometría rectilínea, la funcionalidad pura, la sencillez. Todas características fundamentales a la hora de pensar, especialmente, en el diseño interior minimalista. De St某l fue el movimiento artístico que expresó en su manifiesto las bases del minimalismo. Los miembros de este movimiento pensaban el arte como algo total, en donde todo estaba integrado. Theo van Doesburg ideó “Los 17 puntos de la arquitectura neoplástica”, y cambió el rumbo del diseño para siempre. Allí manifestó la funcionalidad de las piezas, la economía y la geometría. Además, a lo largo de la historia arquitectos como John Pawson, Souto de Mora o Tadao Ando tomaron esta referencia para desarrollar sus obras arquitectónicas, de evidente estilo minimalista. Hoy en día, el minimalismo es una de las maneras más de moda para decorar los hogares. 

Y se ha vuelto popular no solo por su efecto visual, generando paz y tranquilidad, sino por su funcionalidad, sea equipamiento para hacer deportes en casa como están haciendo todas las mejores atletas en este momento, o sea un lugar para organizar las cosas que tenemos. De nada sirve tener miles de objetos que no se utilizarán jamás o que han perdido su valor simbólico, papeles y fotocopias que nunca volverás a usar, y cajas llenas de miles de cosas. Las superficies sin demasiados objetos nos permiten que la limpieza sea efectiva y simple. Pero, en el supuesto caso de que estemos en proceso de volvernos minimalistas, hay maneras de graduar la experiencia. Comprar un mueble que tenga la posibilidad de guardar muchas cosas, y que se vea bonito por fuera, es de un gradualismo sano. Nadie sale siendo maratonista de un día para el otro. Aquí es igual. De a poco, es posible ir considerando que los objetos de calidad son los que durarán más, los que atraviesen cualquier moda, los que son útiles y prácticos. Calidad antes que cantidad, colores suaves y más bien neutros, y valor por la arquitectura en sí, sin necesidad de recargar los ambientes.

El minimalismo está de moda y está para quedarse por un largo rato. Seguirá observándose, sobre todo, en como decidimos habitar nuestros espacios privados, es decir, nuestros hogares. 

Noticias relacionadas
load