barra head

8 frases ofensivas que podemos hacer a menudo

CONOCE LAS 8 FRASES QUE HAY QUE EVITAR PARA NO OFENDER A NADIE

Devaluar a alguien significa romper el respeto personal. A veces es mejor guardar silencio que decir ciertas cosas a la gente, aunque parezcan inofensivas e incluso alentadoras. Frases como "¿Qué estás leyendo?" o "¿Sigues con lo mismo?" o "¡Ya es hora de que pases a la literatura científica!" pueden parecer inocentes, pero pueden causar una sensación de irritación en el interior de alguien. Porque al decir esto, el emisor degrada los intereses del receptor e incluso ofrece sustituirlos por sus propias ideas.

En Estarguapas hemos recogido las frases más extendidas que hacen que la comunicación sea incómoda. Por supuesto que la gente es libre de expresar sus pensamientos y sentimientos de la manera que quiera, pero aún así, estar un poco más atento a la gente con la que hablas es definitivamente algo que vale la pena considerar.

1-. "Deberías haber pensado en eso antes".

Hay muchas cosas que no podemos prever en la vida. Es imposible saber de antemano si te dejará de gustar la especialización que has elegido o si tu pareja empezará a comportarse de forma diferente a como solía hacerlo. Todo el mundo comete errores. Así que, ¿por qué no mostrar más paciencia a la gente y relacionarse con diferentes situaciones con una pizca de humor?

2-. "Por supuesto, mi hijo compartirá sus juguetes."      

Imagina a tus  familia cogiendo tu bolso favorito o tu coche a su antojo y dándoselo a otra persona. ¿No te molestaría? Ahora trata de imaginar cómo se siente un niño pequeño que no pueda controlar sus emociones. A los 3 años, los niños empiezan a sentir que son personalidades holísticas, por lo que es necesario pedirles permiso cuando juegan con sus juguetes. Y si el niño dice "no", quiere decir "no". Es en la infancia donde una persona aprende a proteger sus intereses y fronteras adecuadamente.

3-. "No es Brad Pitt, pero es muy majo".      

La otra versión es: "No es Angelina Jolie, pero es muy simpática". Cuando otros critican la apariencia de la gente, es demasiado. Si escuchas comentarios sobre tu aspecto o el de tu chic@, es mejor detenerlos inmediatamente. Esto es porque ataques como estos son mejores si se cortan de raíz y se paran desde el principio.

4-. "¿Qué clase de tonterías estás viendo otra vez?"     

Imagina esta situación: Por fin tienes la oportunidad de ponerte cómod@ en el sofá para ver lo que más te gusta cuando uno de los miembros de tu familia dice de repente: "¡Ah, estás viendo esta tontería otra vez!" Sí, todos tenemos gustos diferentes, pero no está bien devaluar los intereses de los demás. Un adulto es libre de ver lo que quiera. Si tienes adolescentes o niños en casa, es bueno tener noches familiares en las que se vean programas interesantes o películas familiares juntos.

5-. "Estarías mejor si..."      

Estas frases pueden ser tomadas erróneamente como una broma inofensiva o una crítica constructiva, pero ahí es donde se esconde el peligro. Esto no es una broma, ni una crítica constructiva, es algo humillante. Después de escuchar algunas de estas frases, el oyente puede fácilmente desarrollar problemas con su autoestima. Es importante aprender a notar estos comentarios y reaccionar a ellos correctamente.

6-. "¿Qué esperabas despues del embarazo?"       

Es bueno que la mayoría de la sociedad moderna reconozca el hecho de que la depresión postparto existe. Pero reconocerla no significa entenderla y mostrar compasión. Aquí dejamos una lista con las frases que pueden agotar mucho psicológicamente: "¿Qué esperabas después de todo?" o "¿Por qué estás cansada?, "Estás en casa todo el día" o "¿Tu hijo sigue usando pañales?". Es necesaria una mayor sensibilidad y sobretodo en algunas mujeres después de haber dado a luz.

7-. "¿Cómo te las arreglas para vivir en un apartamento tan pequeño?"

"¿Cuándo te vas a mudar a un apartamento más grande?" "¿Estás seguro de que encajaras aquí?" "¡Qué piso tan enano!!" Con sólo unas pocas palabras, tus años de esfuerzo para comprar tu propio apartamento se vuelven insignificantes y las alegrías de comprarlo desaparecen. Esto significa que la persona que devalúa tus logros y compras utiliza un mecanismo de defensa que le ayuda a salvarse y a evitar el contacto con sentimientos intolerables. Por ejemplo, si es difícil sentirse feliz por una persona o admitir que la envidia, es más fácil ofender a esa persona y devaluar todos sus esfuerzos, demostrándose así a sí mismo que no hay nada que envidiar.

8-. "¿Es ese tu salario completo?"       

"¡Eres un hombre! ¿Es eso todo lo que has ganado?" o "No ganas mucho en tu trabajo, sería mejor que te quedaras en casa e hicieras las tareas domésticas!" Si sigues escuchando estas frases "alentadoras" de tus amigos cercanos, es una bandera roja. Estas palabras pueden fácilmente hacerte dudar de tus propios logros. Todos podemos tener fracasos y nuestros seres queridos deben apoyarnos y tratar de ayudarnos a restaurar nuestra confianza en nosotros mismos.

¿Qué frases desagradables sigues escuchando? ¿Cómo suele reaccionar ante ellas?

Noticias relacionadas
load