barra head

C贸mo mantener la mente joven

JUVENTUD MENTAL

A pesar de que la esperanza de vida es cada vez mayor gracias a todos los avances que hemos vivido estos últimos años en medicina y ciencia, esto no significa necesariamente que debamos descuidarnos y mucho menos a nuestro órgano pensador. Como consecuencia del aumento de la esperanza de vida, hay más casos de enfermedades propias de nuestro cerebro, y por ello, debemos empezar cuanto antes a cuidarlo y mimarlo al máximo.

Lo primordial es mantener nuestra mente sana y libre de pensamientos negativos y poder así actuar contra el estrés, aunque hoy en día esto último es todo un reto. La meditación es una práctica que se ha estado llevando a cabo durante siglos y que estudios recientes confirman todos sus beneficios. Aunque no te consideres capaz de pararte a meditar por 10 minutos, créeme cuando te digo que la práctica hace al maestro. Lo mejor de todo es que no necesitas gastar dinero ni tampoco invertir mucho tiempo de tu día. Únicamente necesitas disponer de un sitio relajante en el que puedas estar concentrado y 10 minutos de tu tiempo. Poco a poco comenzarás a notar los beneficios, y conforme aumentes el tiempo de meditación, verás que este hábito sí merece la pena incorporarlo en tu día a día.

Una muy buena forma de mantener nuestra mente joven es a través de la desconexión de nuestras preocupaciones. Simplemente, sal. Sal de casa. Desconecta de las redes sociales y disfruta un día para ti. También puedes compartir este día especial con amigos con los que te lo pasarás en grande entre risas y más risas. Sólo sigue tu instinto y déjate llevar. Disfruta como sea, donde sea y con quien sea. Así activarás en tu cerebro serotonina y dopamina, o mejor conocidas como las hormonas de la felicidad que proporcionarán a tu cerebro lo necesario para olvidarse de tus preocupaciones y mantener tu mente sana y joven.

Ejercitar nuestra mente nunca está de más. Podemos recurrir a mil y una aplicaciones que nos ayudarán a mejorar nuestras capacidades cognitivas y a mantener la mente en forma. Si queremos ejercitar la mente, pero no nos llama la atención ningún ejercicio porque nos puede parecer tedioso y aburrido, siempre podemos optar por jugar. Así es, jugar como cuando éramos pequeños nos va a ayudar también a ejercitar la mente. Los juegos de mesa en compañía son muy buena opción, aunque no la única. Uno de los secretos fundamentales es recurrir a juegos de estrategia. En estos momentos uno de los más demandados es el póker y su amplia variedad de modalidades. Este tipo de juegos de estrategia hacen que activemos varias regiones de nuestro cerebro, siendo este un método muy útil y entretenido.

“Mens sana in corpore sano”, es decir, hay que cuidar nuestro cuerpo así como a nuestro cerebro, ya que, aunque pueda parecer una estupidez, ejercitándonos físicamente, también estamos ejercitando nuestra cabeza. El deporte nos puede aportar grandes beneficios a nuestras conexiones neuronales. No importa si se trata de 3 horas en el gimnasio practicando una intensidad alta de ejercicio o si, por lo contrario, prefieres caminar durante 30 minutos por tu ciudad, ambas opciones son válidas.

Nuestro cerebro está diseñado para seguir una rutina. Nuestra rutina es su zona de confort. Por ello, aunque esté muy bien hacer de vez en cuando días de desconexión, una rutina sólida, mantendrá a nuestro cerebro ocupado y lo mantendrá sano. Al tratarse de una parte de nuestra vida tan crucial, las rutinas de cada uno deben ser equilibradas y tratar de incluir cuantos más hábitos saludables mejor, es decir, preocuparnos de nuestra salud en el día a día.

En conclusión, nuestro cerebro es uno de los órganos vitales más importantes para el ser humano y por esta razón, debemos mimarlo hasta el final de nuestros días. Es muy importante mantenerlo ocupado durante el día, pero saber desconectar de vez en cuando para mantener un equilibrio saludable.

Noticias relacionadas