barra head

Mi consejo para las mujeres que perdieron sus rizos después de la quimioterapia

Mi consejo para las mujeres que perdieron sus rizos después de la quimioterapia

Nombre: Regina Matthews(@esta.es.ms.rosewater)

Ubicación: Los Angeles, CA

Edad: 37

Profesión: Artista y actualmente estudiando peluquería

Diagn√≥stico: C√°ncer de mama, diagnosticado a los 34 a√Īos

Mi cabello comenz√≥ a crecer de nuevo 10 semanas despu√©s de mi √ļltima infusi√≥n de quimioterapia. Estaba recibiendo tratamientos de radiaci√≥n en ese momento. Todav√≠a estoy tratando de averiguar qu√© hacer con mi cabello. Ha pasado un a√Īo desde mi √ļltima infusi√≥n de quimio y mi pelo no es muy largo.

Antes del tratamiento, mi pelo era largo hasta los hombros y muy grueso. He estado sin pelo as√≠ por m√°s de un a√Īo y hay veces que estoy agradecida de no tener que pasar 30 minutos m√°s prepar√°ndome. Aunque echo de menos mi pelo, no estoy segura de qu√© me gustar√≠a hacer con √©l en este momento.

Cortesía de Regina Matthews
Publicidad

Como mi pelo ha vuelto a crecer, he dejado los lados cortados. Consegu√≠ mi primer recorte de la parte superior en la marca de un a√Īo. El crecimiento del cabello despu√©s de la quimioterapia es una combinaci√≥n de estr√©s f√≠sico y emocional. Es dif√≠cil verme en el espejo porque me cuesta relacionarme con la persona que veo. Me tom√≥ casi una d√©cada aprender a amarme a m√≠ misma antes del c√°ncer y ahora siento que estoy empezando de nuevo a aprender a amar algo nuevo. Pero si tuviera que elegir algo positivo de esta experiencia, tendr√≠a que ser el hecho de que tengo la oportunidad de empezar de nuevo.

Cómo manejé la fase incómoda: Durante el proceso de crecimiento, me esforcé por abrazar el pelo corto sin frustrarme. Había días en los que me ponía un sombrero para ocultar mi pelo y mi cara. Una vez que empezaba a tener un poco más de cabello, trataba de usar accesorios con una cinta para el cabello. Me sentía un poco tonta, para ser honesta, pero lo intenté.

Hito de pelo favorito: No establec√≠ intencionalmente ning√ļn hito, pero recuerdo que la primera vez fue capaz de agarrar suficiente cabello para hacer una peque√Īa trenza. ¬°Hice un baile feliz! Sent√≠ que estaba llegando a alguna parte.

Cuando alguienme felicitaba por mi pelo, me encontraba explic√°ndome en lugar de decir gracias. Sent√≠a que me estaba explicando para tratar de evitar un desencadenante. O tal vez era s√≥lo mi ansiedad que se acrecentaba cuando alguien mencionaba la √ļnica cosa que trataba de evitar. Una parte de m√≠ se sentir√≠a aliviada porque sabr√≠an que ten√≠a una raz√≥n para estar calvo o tener poco o nada de pelo. Otras partes de m√≠ sent√≠an que necesitaba aprender a aceptar un cumplido.

Cómo practico el autocuidado: Al principio del tratamiento, empecé a tomarme una foto cada día para documentar mi viaje por el cabello. Dejé de hacerlo pronto porque descubrí que era un factor desencadenante de mi salud mental, era como hurgar en una herida.

Lamayor lección: he aprendido a estar en el momento. No puedes apresurar el crecimiento de tu cabello. Cuanto más lo piensas o lo anticipas, más días desperdicias. Intenta estar en el momento y encuentra paz y alegría con lo que tienes.

Cortesía de Regina Matthews

Consejos para otras mujeres que vuelven a crecer el pelo después del tratamiento: Si tienes el pelo grueso o rizos compactos [como el mío], por favor intenta ser lo más paciente posible. Toma mucho tiempo ver el largo de su cabello con rizos compactos. Y cuando te vuelva a crecer el pelo después de la quimioterapia, sé amable contigo mismo. Recuerda que estás tratando de alcanzar una nueva normalidad.

Noticias relacionadas