barra head

Una guía de morenas para ir de rubias, según los profesionales del cabello

Una guía de morenas para ir de rubias, según los profesionales del cabello

Todos hemos estado allí: Aburridos con nuestro color de pelo y deseando un cambio importante. Pero pasar de morena a rubia no es igual a cortar tres pulgadas, añadir capas, o incluso tener flequillo. Es una transformación importante. Definitivamente se puede hacer para (casi) todos, pero debes estar armado y listo con toda la información que necesites antes de aclararte.

Por suerte para ti, hicimos la investigación y consultamos a los mejores profesionales del color de pelo sobre este gran cambio. Sigue leyendo para la guía definitiva sobre cómo pasar de un cabello moreno a rubio - sin dañar completamente tus mechas.

Entonces, ¿alguien puede pasar de morena a rubia?

Sí, cualquiera puede, según Kattia Solano, fundadora y colorista principal del salón Butterfly Studio en la ciudad de Nueva York, siempre y cuando se consideren algunos factores clave:

  • Tu historial de color de pelo. Cuando visites el salón, "ten claras tus expectativas y discute tu look deseado, la textura de tu cabello y la historia del mismo", aconseja Solano. Sea minucioso sobre la historia de su cabello en la consulta, incluso si piensa que algo es irrelevante. "A veces puede ser necesario eliminar el color antiguo (incluso de hace un año o más) antes de un servicio como éste o de lo contrario el cabello no se levantará de manera uniforme y podría potencialmente causar daño", dice Samantha Garrone, teñidora del Salón AKS en la ciudad de Nueva York. Además, el tipo de tinte que se utiliza (en el salón o en la caja de tintes en casa) puede afectar a la forma en que el cabello se tiñe de un color más claro.
  • Tu tiempo. "Tu colorista debe ser transparente en cuanto a la duración y la cantidad de visitas que hará en función de tu cabello", dice Solano. "No te precipites: Tómate tu tiempo, especialmente para aquellos con una larga historia de color, ya que mantener el pelo lo más sano posible es siempre la principal prioridad." El número de visitas a la peluquería y el tiempo total tomado variará dependiendo de su color actual, el tono deseado, y la longitud, textura e historia del cabello. "Puede tomar una cita si los dioses del cabello están a tu favor, pero típicamente toma cerca de tres para llevarte a donde realmente quieres estar", dice Nikki Lee, teñidora consultora de Garnier. Esa es una inversión de tiempo que debes considerar antes de dar el salto.
  • Tu presupuesto. "Este puede ser un servicio costoso, pero es mejor no escatimar en el precio cuando se trata de un gran cambio de color si es posible". Si vas a hacerlo, es mejor hacerlo bien la primera vez, así no tendrás que ir a citas adicionales para "arreglar". Si bien los precios pueden variar en todo el país, yo diría que este servicio puede oscilar entre 300 y 600 dólares o más en la ciudad de Nueva York", dice Garrone.
  • El tono de su piel y sus rasgos. "Puedes tener el cabello rubio más hermoso y perfectamente peinado, pero si no funciona con tu tono de piel y color de ojos, no te servirá de nada", dice Garrone. Aconseja que consultes a tu colorista a la hora de elegir el tono adecuado, ya que todos han pasado por un serio entrenamiento para tener la capacidad de determinarlo. Lee es una gran defensora del uso de tus ojos para ayudar a elegir el tono correcto. "Echa un vistazo al color de tus ojos, si hay más tonos cálidos o fríos, y haz coincidir el tono de tu cabello con eso. Esta puede ser una guía muy útil, ya que el tono de tu piel puede cambiar con las estaciones. El color de tus ojos siempre será una verdadera indicación del tono que debes tener".
    Noticias relacionadas