barra head

Una madre de 6 años murió por complicaciones de COVID-19 un día después de dar a luz.

Una madre de 6 años murió por complicaciones de COVID-19 un día después de dar a luz.

Ashley Gómez, de 30 años, madre de seis hijos y enfermera, murió el 3 de enero debido a complicaciones de COVID-19.

Apenas dos semanas antes, Gómez, que vivía en Northridge, California, había estado trabajando como enfermera tratando a pacientes con COVID-19 y criando cinco hijos, todos en el tercer trimestre de su embarazo, informó ABC7.

Su esposo Wilbur Gómez le dijo a ABC7 que Gómez comenzó a experimentar dificultad para respirar, lo que más tarde le llevó a toser y a tener fiebre en una semana. Gómez trató de combatir el virus en casa durante el mayor tiempo posible antes de que sus síntomas se intensificaran.

Según un GoFundMe organizado por su tía, Gómez fue admitido en el hospital el 1 de enero por el síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA) relacionado con COVID-19, que puede ser fatal.

Se le practicó una cesárea de emergencia al día siguiente para facilitar la respiración, pero no pudo sostener a su hijo por precaución para no contagiar el virus a su recién nacido.

"Ella vio sólo la foto, así que no tuvo la oportunidad de abrazarlo, besarlo ni nada", dijo Wilbur a ABC7.

Al día siguiente, le pusieron un respirador para ayudarla a respirar pero, a pesar de los mejores esfuerzos de los médicos, Gómez murió horas después, sin que su madre, su marido y sus hijos pudieran despedirse en persona.

"Nos rompe el corazón decir que nuestra hermosa Ashley perdió su pelea. Devastado es un eufemismo," dice el GoFundMe.

Las personas embarazadas tienen un mayor riesgo de complicaciones de COVID-19

Anna Medaris Miller, de Insider, informó anteriormente que las personas embarazadas tienen un mayor riesgo de complicaciones graves por el coronavirus, y "deben ser consideradas una población de riesgo para el COVID-19", según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos.

Esto es especialmente cierto para las embarazadas negras y latinas, que son más susceptibles de contraer COVID-19 que las embarazadas blancas, según un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Noticias relacionadas