barra head

Meghan Markle dijo que 'no quería seguir viva'

EN LA ESPERADA ENTREVISTA, CONFIESA QUE NO RECIBIÓ AYUDA DE NADIE

Meghan Markle dijo que 'no quería seguir viva' y que no le permitieron recibir ayuda

Meghan Markle dijo que experimentó pensamientos suicidas después de casarse con el príncipe Harry e instalarse en la vida real.

Mientras hablaba con Oprah Winfrey para la esperada entrevista de la pareja real, Markle dijo que luchaba con su salud mental debido a la constante y a menudo perjudicial cobertura de los tabloides británicos.

"Me daba vergüenza decirlo en ese momento y me daba vergüenza tener que admitirlo ante Harry. Pero sabía que si no lo decía... entonces lo haría", dijo la duquesa de Sussex a Winfrey.

"Simplemente no quería seguir vivo", añadió.

Durante su estancia en el Palacio de Kensington, la joven de 39 años vivió una dura tormenta mediática por parte de los tabloides británicos. Se propagaron muchos rumores negativos sobre ella, como que Markle había hecho llorar a Kate Middleton por el vestido de niña de las flores de la princesa Charlotte antes de la boda, una historia que Markle reveló en su entrevista con Winfrey y que en realidad ocurrió al revés, ya que Middleton la hizo llorar por el vestido.

"Ese fue un pensamiento claro y real, aterrador y constante", dijo Markle, y añadió que "pensó que habría resuelto todo para todos" si actuaba sobre sus pensamientos suicidas.

Markle le dijo a Winfrey que se dirigió a un miembro del personal real para pedir ayuda para su salud mental, pero fue rechazada. La duquesa no reveló quién, en concreto, le dijo que no podía buscar ayuda, solo que fue "una de las personas de mayor rango" en la institución real.

Este momento, dijo Markle, fue un punto de ruptura.

También recordó un momento particular en enero de 2019 cuando asistió al Royal Albert Hall para un evento con su marido después de abrirse sobre sus luchas con Harry.

"Recuerdo que me dijo: 'No creo que puedas irte', y yo le contesté: 'No puedo quedarme sola'", dijo Markle.

Señaló una foto específica tomada de esa noche de la pareja tomada de la mano y sonriendo para los fotógrafos.

El príncipe Harry y Meghan Markle en un evento real en 2019.
Getty Images

"Lo que veo es lo fuerte que agarran sus nudillos alrededor de los míos. Estamos sonriendo y haciendo nuestro trabajo, pero ambos estamos tratando de aguantar", dijo Markle sobre sus recuerdos de cuando se tomó la foto.

La duquesa añadió que, mientras las luces del teatro estaban encendidas, intentó aparentar estar bien, pero lloró cuando se apagaron.

"Y eso es [lo que] creo que [es] tan importante que la gente recuerde [...] No tienes ni idea de lo que le pasa a alguien a puerta cerrada. Ni idea", dijo Markle.

"Incluso la gente que sonríe y brilla con las luces más brillantes. Hay que tener compasión por lo que realmente está pasando potencialmente", añadió.

Un representante del Palacio de Buckingham no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios de Insider.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

9 votos

Noticias relacionadas