barra head

Por qué es tan importante vacunarse contra la gripe este año

Por qué es tan importante vacunarse contra la gripe este año

Al igual que abrocharse el cinturón de seguridad cuando se sube al coche o ponerse protector solar antes de ir a la playa, vacunarse contra la gripe cada año es una de esas cosas que todo el mundo debería hacer por su salud. "Es la mejor manera que tenemos de protegernos de la gripe, que no es una enfermedad tan trivial como la gente cree", dice la doctora Kelly Moore, directora asociada de educación sobre inmunización en la Immunization Action Coalition. "La gripe puede desencadenar ataques cardíacos, derrames cerebrales y neumonía grave, por no mencionar que puede causar la muerte, y aunque es poco frecuente, puede ocurrir incluso si se es joven y sano". De hecho, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estiman que entre 410.000 y 740.000 personas fueron al hospital el año pasado a causa de la gripe y que murieron entre 24.000 y 62.00 personas.

Entonces, ¿por qué no se vacuna más gente contra la gripe? Un mito común es que simplemente no funciona tan bien. Pero eso no es cierto: "Cada temporada fabricamos una nueva vacuna diseñada para adaptarse a los virus de la gripe que se espera que circulen más adelante en el invierno", dice Moore. A veces la vacuna no es tan eficaz como los expertos esperaban, pero incluso si las cepas específicas no son exactamente las correctas, la vacuna puede hacer que tu enfermedad sea menos grave si acabas cogiéndola. Además, no hay inconvenientes conocidos: "La vacuna es increíblemente accesible, cómoda y segura", dice Moore.

Todo esto es cierto cualquier año, pero este año, con el COVID-19 que ya mantiene las camas de los hospitales llenas, es aún más importante que la gente se vacune contra la gripe. He aquí el motivo:

Es fácil confundir COVID-19 y la gripe

"Los síntomas del COVID-19 y de la gripe son muy parecidos, así que si se contrae la gripe, se acabarán tomando medidas bastante extremas por si acaso fuera el COVID-19", dice Moore. Eso significa estar en cuarentena durante 10 días después de que desaparezcan los síntomas, lo que no es algo que la mayoría de la gente quiera hacer. La principal forma de saber con seguridad qué enfermedad se tiene es realizar una prueba de COVID-19, que podría ser más difícil de conseguir a medida que aumenta la demanda en el invierno.

Muchos hospitales pueden estar ya desbordados

Una mala temporada de gripe puede estresar a los hospitales en tiempos normales. Y ahora mismo, los hospitales ya están viendo esa tensión debido a la COVID-19. "Todo lo que se pueda hacer para evitar tener que ir al hospital con una enfermedad prevenible como la gripe, hay que hacerlo", dice Moore. "Hay que recordar que si los hospitales están desbordados, puede que no tengan espacio para alguien que tenga un derrame cerebral o un ataque al corazón".

No conviene contraer el COVID-19 y la gripe al mismo tiempo

No se sabe mucho sobre cómo interactúan estas dos enfermedades, pero es mejor no averiguarlo. "Es posible contraer ambas simultáneamente; los virus no se turnan", dice Moore. "El año pasado vimos en China que las personas que tenían ambas estaban mucho más enfermas que las que sólo tenían una de las enfermedades".

      Para ayudar a mantenerse lo más saludable posible, los CDC recomiendan vacunarse antes de finales de octubre (aunque si se pasa esa fecha límite, sigue mereciendo la pena hacerlo lo antes posible).

      ¿Te gusta? ¡Puntúalo!

      1 votos

      Noticias relacionadas