barra head

Mi ansiedad por la reapertura es real, pero así es como la estoy manejando

Mi ansiedad por la reapertura es real, pero así es como la estoy manejando

A medida que m√°s y m√°s personas se convierten en elegibles para la vacuna COVID-19, parece que la mayor√≠a de ellas se deslizan en mis DMs. "¬°No puedo esperar a salir TAN PRONTO!" me manda un amigo. "Barbacoa en el patio trasero szn, all√° vamos!" dice otro con una foto de su insignia de tiritas en el b√≠ceps. Pero despu√©s de m√°s de un a√Īo de mantenernos a distancia, no estoy segura de estar preparada para volver a dejar entrar a mis seres queridos.

La pandemia de COVID-19 nos ha quitado mucho. Un n√ļmero asombroso de personas ha perdido su trabajo y su vivienda, se ha perdido hitos importantes como bodas y graduaciones, y se ha despedido de casi 550.000 seres queridos, a menudo a trav√©s de las mismas pantallas en las que trabajamos y jugamos. Incluso los m√°s afortunados de entre nosotros han visto infiltrada su sensaci√≥n de seguridad por el riesgo de contagio y se han enfrentado a retos que han cambiado su vida durante la pandemia.

El pasado mes de marzo, iba en el metro hacia el trabajo en lo que entonces no sab√≠a que ser√≠a la √ļltima vez y estornud√© en el codo. Mientras mis compa√Īeros de viaje hu√≠an al otro extremo del vag√≥n, una peque√Īa semilla de ansiedad empez√≥ a florecer en mi pecho. Ech√≥ ra√≠ces a medida que nuestro mundo se contra√≠a, y no pas√≥ mucho tiempo antes de que la sola idea de un restaurante lleno de gente hiciera que mi ritmo card√≠aco se disparara, mis manos temblaran y mi cabeza nadara de adrenalina. Ahora, la excitaci√≥n de aflojar las restricciones brilla como una luz de sol acuosa a trav√©s de una espesura asfixiante de miedo. Y no s√© cu√°nto tiempo tardar√© en salir, pero s√© que no estoy sola.

"La ansiedad es una respuesta de supervivencia y, por lo tanto, es una respuesta adecuada para volver a entrar en el mundo post-COVID", me aseguró el experto en felicidad Matthew Ferry. El autor de Quiet Mind Epic Life (Mente tranquila, vida épica ) dice que la ansiedad es una herramienta valiosa para navegar por nuestro complejo y a veces peligroso mundo. Pero, como todas las herramientas, a menos que aprendamos a trabajar con esa ansiedad, bien podríamos estar poniendo en marcha una retroexcavadora sin licencia.

Reconozca sus sentimientos como v√°lidos

Los sentimientos no existen en el vac√≠o, e incluso ese miedo que aprieta el coraz√≥n est√° tratando de se√Īalar algo, explica la Dra. Margie Warrell, fundadora de Global Courage y autora de You 've Got This: The Life Changing Power of Trusting Yourself. Y tiene sentido que desconfiemos un poco de los dem√°s despu√©s de haber pasado un a√Īo condicion√°ndonos a ver el potencial de pestilencia en cada transe√ļnte.

"Los seres humanos no siempre son razonables, as√≠ que para compensar, tu biolog√≠a utiliza la ansiedad, el miedo y las emociones negativas para que te muevas hacia la seguridad", a√Īade Ferry. Recomienda admitirse a uno mismo cuando se siente ansiedad en lugar de intentar tragarse o ignorar la marea creciente: "Acepta que tu cuerpo ha decidido que hay un peligro potencial y se est√° preparando para ello. Conc√©ntrate en ello y respira".

A continuación, reconoce esa alerta roja que te ha enviado tu cuerpo. Dígase a sí mismo que va a seguir las mejores prácticas para mantenerse a salvo tanto usted como ese animal de la ansiedad que vive en su cabeza.

Saber lo que sabemos

Llevo a√Īos perfeccionando t√©cnicas para controlar mi ansiedad, pero √©sta ha puesto patas arriba todos mis mecanismos de afrontamiento. Mi cerebro est√° m√°s tranquilo cuando tengo la hoja de ruta del d√≠a en mi diario, mi nevera llena de ingredientes preparados y mi calendario actualizado con semanas de antelaci√≥n. No saber c√≥mo ser√°n las cifras de COVID de la semana siguiente, cu√°ndo se podr√° vacunar a mi grupo de edad o cu√°ndo volveremos a la oficina ha sido como navegar por mares inexplorados.

En el √ļltimo a√Īo, hemos aprendido mucho sobre c√≥mo mantenernos seguros.

"Si te inquieta volver a determinados lugares, entender sus protocolos de COVID es importante para sentirte segura", explica Perri Shaw Borish, psicoterapeuta y fundadora de Whole Heart Maternal Mental Health. Busca las medidas de seguridad de un restaurante antes de ir o pregunta por el distanciamiento social y la aplicaci√≥n de la m√°scara antes de asistir a un evento. Si te pone nerviosa la sensaci√≥n de estar en lugares concurridos, Warrell aconseja dar primero peque√Īos pasos. Avent√ļrate primero en una cafeter√≠a tranquila, luego quiz√° en un restaurante para sentarse, y da pasos gradualmente m√°s grandes a medida que tu cerebro se relaja en el mundo.

Escucha a tu instinto

Y recuerda que todos somos personas individuales con nuestra propia idiosincrasia. Que los expertos digan que una determinada situaci√≥n es de bajo riesgo no significa que tengas que lanzarte a ella de inmediato. Perm√≠tete tambi√©n cambiar de opini√≥n. Lo que ayer te parec√≠a seguro no tiene por qu√© ser tu nueva normalidad ma√Īana.

"Es importante mantener los límites físicos que te ayuden a mantenerte seguro y a reducir tu ansiedad", dice Shaw Borish. Puede que mis amigos se sientan seguros sentados alrededor de una hoguera sin máscara, pero yo mantengo mi manta de seguridad sobre mi nariz y mi boca por ahora. Todos nos acercamos a la normalidad a nuestro propio ritmo, y eso está perfectamente bien.

Encuentra tus aliados para la ansiedad

Por √ļltimo, recuerda que todos estamos pasando por alguna versi√≥n de esto juntos. Incluso los trabajadores esenciales que nunca han tenido el privilegio de encerrarse en sus casas siguen teniendo que lidiar con la atm√≥sfera de desconfianza que ha impregnado nuestros espacios p√ļblicos durante tanto tiempo. Reducirlo requiere tiempo y apoyo, y es importante encontrar el suyo.

"Cuando estemos ansiosos y tengamos dudas, respiremos, hablemos con alguien y visualicemos que estamos tranquilos", aconseja la coach de vida certificada Anita Kanti, autora de Behaving Bravely(Comportarse con valentía). "No tenemos que enfrentarnos a nuestros miedos solos".

Si no eres de los que hablan con un amigo, considera la posibilidad de hablar con un terapeuta sobre c√≥mo te manejas o prueba la meditaci√≥n para ponerte en contacto con las se√Īales de estr√©s de tu cuerpo. Dormir lo suficiente, limitar el alcohol y la cafe√≠na, y aprender cu√°les son tus desencadenantes para poder separarte de ellos cuando surjan, tambi√©n puede ayudar, a√Īade Shaw Borish.

Puede que pasen meses antes de que pueda volver a sentarme en una sala de conferencias, con el estómago revuelto por nada, excepto por decir algo equivocado. Pero mientras tanto, estoy preparando mi caja de herramientas para volver a salir, esperando el día en que todos podamos bailar juntos bajo el sol.

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

19 votos

Noticias relacionadas