barra head

¿Tienes acné? Tenemos soluciones

TIPOS, CAUSAS Y MEJORAS PARA LA PIEL CON ACNÉ

Ah, el acné. Algunos luchan con él más que otros, pero es seguro decir que aquellos que nunca lo han experimentado están en la minoría. Alrededor del 85 por ciento de las personas de entre 12 y 24 años tendrán algún tipo de acné, así que si algunos granos te están molestando en este momento, definitivamente no estás solo.

Antes de que empieces a atacar a esos bebés como si fueras el "Dr. Revienta-Espinillas", presta atención. Si eres una de las muchas personas con piel propensa al acné -que es un estado que puede ir y venir a lo largo de la vida debido a la genética y a los cambios hormonales (¿acné adulto, alguien?)- hay medidas que puedes tomar para mantener tu piel lo más sana y libre de brotes posible.

Datos rápidos sobre la piel con tendencia al acné:

Tipos: Hay dos tipos de acné. El inflamatorio (granos rojos furiosos) y el no inflamatorio (puntos negros y poros obstruidos).

Causas: El acné se desencadena por la obstrucción de los poros, la grasa, las bacterias, las hormonas o la inflamación.

Pronóstico: El tratamiento del acné merece por lo menos 4-6 semanas de trabajo antes de volver a calibrar.

Características de la piel con tendencia al acné: La piel con tendencia al acné tiene un aspecto brillante debido a la producción excesiva de grasa y a los brotes frecuentes.

Los mejores ingredientes para la piel con tendencia al acné:

  • retinoides
  • ácido salicílico
  • peróxido de benzoilo

A continuación te explicamos qué debes saber, cómo encontrar los productos adecuados y cómo crear una rutina para mimar tu piel.

Tipos de piel con tendencia al acné

Antes de que puedas tratar tu piel con tendencia al acné, tienes que entender tu acné. En términos sencillos, hay dos tipos básicos:

No inflamatorio (acné resultante de la obstrucción de los poros, por ejemplo, puntos negros o blancos) o inflamatorio (como su nombre indica, acné inflamado y rojo que va desde pápulas

y pústulas hasta los nódulos y quistes más graves.

También es útil saber cómo de grasa o seca es tu piel, ya que la piel grasa es un factor común que contribuye al acné. Dana Murray, esteticista licenciada, aconseja que: "El acné es una condición de la piel que puede experimentar cualquier tipo de piel, por lo que la forma en que una persona con piel seca trataría su acné sería diferente a la de alguien con piel muy grasa".

Conozca su piel -y su tipo específico de acné- para poder determinar el mejor tratamiento del acné para su tipo de piel.

Cuidar la piel con tendencia al acné, por dentro y por fuera

Bien, ahora que conoces tu piel, estas son las reglas del club de la lucha contra el acné...

Limpia, pero no te excedas en la limpieza

Lávese pero no se exceda. La Academia Americana de Dermatología (AAD) recomienda hacerlo sólo dos veces al día (por la mañana y por la noche). Lavarse en exceso puede irritar la piel, ya de por sí irritada, así que después de un entrenamiento intenso, cuando quieras deshacerte del sudor, hazlo lo menos posible.

Sé amable con tu piel y trátala con el cariño que se merece. No intentes eliminar el acné, no funcionará y, de hecho, puede empeorar la situación.

Es difícil, pero no hay que tocarlo.

Ya lo has oído antes: Resiste, resiste, resiste las ganas de pinchar, picar y reventar. Cuando tienes un grano monstruoso en la barbilla, puede que necesites toda tu fuerza de voluntad para no tocarlo. Intenta con todas tus fuerzas no tocarlo. Y si *tienes que* tocarlo, asegúrate siempre de que tus manos están recién lavadas.

Aunque reventar los granos puede suponer un alivio inmediato, según los investigadores, puede hacer que el pus penetre aún más en la piel y empeore la inflamación. No siempre causará cicatrices, pero puede hacerlo.

En lugar de ello, considera la posibilidad de acudir a la consulta de un dermatólogo para que un profesional te lo extraiga de forma higiénica. Si no puedes evitar hacerlo tú mismo, asegúrate de preparar la zona con agua caliente o vapor de antemano y de desinfectar tus manos y cualquier herramienta.

Limpia esa mascarilla COVID-19, la funda de la almohada y la pantalla del teléfono

Piensa en todo lo que puede tocar tu cara a diario: tu mascarilla, la funda de la almohada, el teléfono, la brocha de maquillaje, las toallitas, etc. - además de quizás tus manos, cuando accidentalmente cedes y te tocas la cara. En total, se trata de un montón de bacterias y aceites que pueden agravar el acné o causarlo en primer lugar.

Para evitar que los poros se obstruyan, la Academia Americana de Dermatología recomienda cambiar las sábanas semanalmente y la funda de la almohada de 2 a 3 veces por semana.

Lo ideal es que limpies tus herramientas de maquillaje todos los días. Pero si eso suena difícil (te entendemos), saca tiempo para hacerlo al menos una vez a la semana.

Asegúrate de lavar la mascarilla después de cada uso (adiós, COVID-19) y de limpiar el teléfono con un spray antibacteriano una o dos veces al día.

Productos e ingredientes para pieles con tendencia al acné

El acné no es divertido, pero, sorprendentemente, ¡cuidarlo puede serlo! Si no sabes por dónde empezar con tu piel propensa al acné, esto es lo que debes hacer.

Mantén tu cara limpia con productos que no obstruyan tus poros

No dudes en mirar de reojo a cualquiera que te diga "lávate más la cara" cuando tengas acné. En primer lugar, tener un poco de granos no significa que tu cara no esté limpia, y punto. En segundo lugar, lavarse demasiado la cara puede empeorar la situación.

Pero si eres más diligente y te lavas por la mañana, por la noche (incluso cuando estás muy cansado) y en cualquier momento después de sudar, puedes ayudar a frenar los brotes.

También es importante utilizar un limpiador que no irrite más el acné ni obstruya los poros. Busca productos no comedogénicos. Según una investigación de 2013, los productos de limpieza sin jabón que se ajustan al pH de la piel (5,5) son los mejores para las personas con acné.

Lee las etiquetas, preciosa

Para las pieles con tendencia al acné, busca etiquetas que digan "oil-free" o "noncomedogenic". Los productos no comedogénicos están diseñados para no obstruir los poros. Evita los productos con alcohol, fragancias u otros irritantes potenciales.

Ingredientes superestrella para la piel propensa al acné

Con tantas mascarillas, astringentes, tónicos y exfoliantes, es difícil saber por dónde empezar. ¿Qué es la niacinamida y qué es un "líquido rejuvenecedor"?

No te preocupes, te tenemos. Aquí están los mejores ingredientes que combaten el acné en el mercado y lo que pueden hacer por ti:

  • alfahidroxiácidos (AHA ): eliminan las células muertas de la piel, ayudan a mantener los poros desobstruidos
  • beta hidroxiácidos (BHA ): reducen la grasa y la inflamación, pueden reducir el acné
  • peróxido de benzoilo: elimina las bacterias que causan el acné, desobstruye los poros (especialmente bueno para el acné inflamatorio)
  • vitamina C: ayuda a controlar la inflamación, unifica el tono de la piel
  • niacinamida: regula la producción de grasa, reduce la inflamación y el enrojecimiento del acné
  • retinoides: exfoliantes magistrales que desempeñan un papel importante en el tratamiento del acné comedoniano (poro obstruido) al eliminar la acumulación de células muertas (también pueden tratar la hiperpigmentación y mejorar la textura de la piel)
  • ácido salicílico: ayuda a limpiar los poros obstruidos y a reducir la inflamación (una buena opción para los puntos negros y blancos)
  • azufre: puede tratar los puntos blancos y negros (y sí, realmente huele a huevos podridos)
  • aceite de árbol de té y romero: tiene propiedades antibacterianas que pueden ayudar a tratar el acné
  • zinc: puede calmar el acné inflamatorio y suprimir la producción de sebo

Como tu piel es totalmente única, puede que tengas que experimentar un poco para encontrar tus productos favoritos, pero la selección correcta puede marcar una gran diferencia. Además, ayuda a saber en qué orden aplicarlos.

Cambia tus productos capilares por otros que mantengan los granos a raya

Vale, esta es difícil, pero merece la pena. Incluso si esa laca te da un aspecto de "Becky la del pelo", también podría ser la causa de tus granos. En lugar de lacas fijadoras fuertes, opta por una variedad más natural y sin aceite. Si eres una ávida usuaria de champú en seco, considera cambiar a un polvo.

Y no nos referimos a la laca. Los champús, acondicionadores y productos de peinado pueden provocar brotes, especialmente en la zona de la frente.

Una vez más, intenta evitar los productos que contienen aceites. Y si tienes el pelo con abundantes aceites naturales (¡hola, mechones brillantes!), puedes intentar mantener el pelo alejado de la cara por la noche (¡hola, trenzas para dormir!).

Según la Academia Americana de Dermatología (AAD), sólo debes utilizar productos para el cabello (y la piel) que se describan como:

  • sin aceite
  • no comedogénico
  • no acnegénico
  • no obstruye los poros

Los expertos aconsejan que pueden pasar de 4 a 6 semanas después de dejar de usar los productos que causan el acné para obtener resultados.

Nútrete: vitaminas para la piel con acné

Además de los tratamientos tópicos, algunas investigaciones sugieren que tomar ciertas vitaminas y minerales por vía oral puede ayudar a frenar el acné. Éstas son algunas de las que puedes añadir a tu botiquín:

  • Zinc. Las investigaciones preliminares de 2018 sugieren que tomar zinc por vía oral también puede ayudar a tratar el acné. (También puedes encontrar zinc en la carne magra, los huevos, el marisco, las lentejas, los garbanzos, los frutos secos, etc.)
  • Ácidos grasos omega-3 y omega-6. En un pequeño estudio de 2014 controlado con placebo, los que tomaron estos suplementos experimentaron una reducción significativa de las lesiones de acné después de 10 semanas, dijeron los investigadores. (También puedes obtener estos ácidos de los frutos secos, las semillas, los aceites vegetales y el pescado).
  • Vitamina E. Una investigación de 2014 encontró una correlación entre los niveles bajos de vitamina E en el cuerpo y la prevalencia del acné. Eso no significa que la deficiencia de vitamina E cause el acné, pero puede estar relacionado. (También puedes cargarte de vitamina E comiendo frutos secos, semillas y verduras de hoja verde).
  • Probióticos. Un estudio de 2014 encontró que tomar probióticos puede ayudar a combatir el acné. (Los probióticos también se encuentran en alimentos y bebidas como la kombucha, el kimchi, los encurtidos, el chucrut y otras golosinas fermentadas).

Antes de añadir una nueva vitamina o suplemento a tu régimen, habla siempre con tu médico.

Somos lo que comemos: Opciones dietéticas para la piel propensa al acné

Aunque tu madre intentara decirte que todas esas patatas fritas eran las causantes de tus granos, durante décadas los científicos creyeron que no había relación entre el acné y la dieta. Hoy en día, los investigadores dicen: ¡Nvm! No estamos tan seguros.

Según una revisión de 2014 de varios estudios , comer de forma más saludable parece afectar al acné. En particular, los científicos descubrieron que los lácteos y una dieta occidental rica en grasas y carbohidratos están asociados con los síntomas del acné. Entonces, ¿tal vez mamá tenía razón? Típico.

Eso no significa que tengas que despedirte de las hamburguesas y las patatas fritas para siempre, pero introducir alimentos más nutritivos en tu dieta puede ayudar a aliviar los síntomas.

Bebe: hidratación para la piel con tendencia al acné

Bebe. Mantener la piel hidratada puede ayudar a combatir el exceso de grasa que provoca el acné. Sin embargo, los estudios realizados al respecto son limitados. Aun así, no hay nada malo en seguir la regla del 8×8 (beber ocho vasos de 8 onzas al día).

Las investigaciones demuestran que beber suficiente H2O puede impulsar la curación de las heridas y aumentar la absorción de los tratamientos tópicos para el acné. Todavía no se sabe si beber un poco de agua limpia puede eliminar directamente el acné, pero mantenerse hidratado no hace daño.

Aunque sólo sea por eso, te sentirás más saludable y tu piel podrá lucir más radiante. (*Se acuerda de repente de beber agua.*)

Descomprimir y desestresar para disminuir el acné

Si nunca te ha salido un inoportuno grano durante una semana ya de por sí estresante, ¿quién eres tú? Las investigaciones científicas respaldan la relación entre el estrés y el acné, así que, aunque sólo sea por eso, tómate un tiempo de la semana para relajarte un poco.

Haz un poco de yoga, medita, habla con tu terapeuta, date un baño, come algunos alimentos que alivien el estrés, escribe en tu diario, acaricia a tu perro... lo que sea que te haga sentir en paz. ¿Sientes que tienes *cero* tiempo? Oye, incluso respirar profundamente un par de veces puede ayudarte a descomprimirte.

Cómo empezar una rutina para la piel con tendencia al acné

Ahora que tienes todos los datos, ¿por dónde empezar con una rutina? Empieza de forma sencilla, observa cómo reacciona tu piel y aumenta la intensidad si es necesario.

Buenos días

  • limpiador
  • tónico sin alcohol
  • crema hidratante sin aceite
  • protector solar
  • maquillaje no comedogénico (opcional)

Noche

  • desmaquillante suave
  • limpiador
  • tratamiento de manchas

Extras

  • Exfoliante. Utilizar una vez a la semana (utilizar productos químicos, no granulados, que pueden irritar).
  • Mascarilla facial. Una o dos veces por semana, aplique una mascarilla a base de azufre o barro.

Opciones profesionales

Cuando sientas que necesitas ir más allá de la etapa de bricolaje, hay opciones profesionales, desde tratamientos en el consultorio hasta medicamentos recetados (tópicos y orales).

  • antibióticos tópicos recetados
  • un curso corto de antibióticos orales
  • retinoides tópicos
  • láseres y peelings químicos

Conclusión

Algunas personas son más propensas al acné debido a factores hormonales o genéticos. Si ese es tu caso, hay medidas que puedes tomar para prevenirlo y tratarlo, como utilizar tratamientos y limpiadores para el acné, tomar ciertas vitaminas, llevar una dieta sana y combatir el estrés.

Para identificar los factores desencadenantes del acné y encontrar los tratamientos adecuados para ti, considera la posibilidad de hablar con un dermatólogo.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

6 votos

Noticias relacionadas