barra head

Viva la Chía: Beneficios del aceite de semilla de chía

LA PIEL, EL PELO, EL CORAZÓN... SON MUCHOS LOS BENEFICIOS

¿Tenías una mascota de chía de pequeño? La misma planta de chía que crecía como un pelo en las antiguas figuras de terracota vuelve a ser popular. Prepárate para enamorarte de un nuevo amigo de moda: el aceite de semillas de chía.

Gracias a sus propiedades para la hidratación y para la piel madura, el aceite de semillas de chía aparece cada vez más en productos de bienestar y cuidado de la piel. Y como las semillas de chía están compuestas por un 30% de aceite, es bastante fácil extraer esa brillante bondad.

He aquí por qué querrá probar el aceite de semillas de chía.

chia seed oil Beneficios para tu piel

Los aceites vegetales (nos referimos a los aceites portadores como el de semilla de chía orgánica, el de coco, el de jojoba y el de rosa mosqueta) son superestrellas en ascenso para el cuidado de la piel.

Los estudios sugieren que estos aceites pueden reducir la inflamación (una buena noticia para combatir las erupciones y el acné). Incluso pueden ayudar a cicatrizar las heridas y reparar la barrera cutánea.

Ayuda a hidratar la piel

"El aceite de semilla de chía procede de una planta del desierto, por lo que está hecho para retener el agua y la humedad en entornos difíciles", explica el Dr. Scott Paviol, dermatólogo certificado.

"Tiene una abundancia de ácidos grasos esenciales - omega-3 y omega-6 - que ayudan a formar una barrera de humedad entre la piel y el entorno exterior, minimizando la pérdida de agua transepidérmica (TEWL), que deshidrata la piel."

Las investigaciones han demostrado incluso que el aceite de semillas de chía puede ayudar a los pacientes con enfermedades renales en fase terminal a mantener su piel hidratada. (Ese es un grupo que tiene mayor riesgo de lidiar con la piel agrietada, seca o con picazón).

"Lo mejor es aplicar el aceite de semillas de chía después de la ducha o el baño, cuando la piel absorbe mejor el agua", recomienda Paviol. "Ayuda a retener la humedad y, por tanto, a rellenar e hidratar la piel".

Protege contra algunos problemas de la piel

"Como el aceite de semillas de chía contiene antioxidantes y polifenoles, ayuda a prevenir los daños en el ADN causados por el sol y el medio ambiente", dice Paviol.

Alrededor del 68% del aceite de las semillas de chía es ácido alfa-linolénico (ALA), un ácido graso omega-3 que se encuentra en los alimentos vegetales. El ALA se considera una "grasa curativa" para la piel. Resulta prometedor como tratamiento seguro para muchos trastornos de la piel, como el eczema, la psoriasis y el acné.

Beneficios para el cabello

Los aceites también desempeñan un papel importante en la protección del cabello contra los daños. "Al igual que los beneficios para la piel, el aceite de semilla de chía puede ayudar a retener la humedad y la hidratación del cabello", dice la Dra. Laura DeCesaris, doctora en medicina funcional y nutricionista clínica.

"El alto contenido en grasas y proteínas es nutritivo para el cabello, y el uso tópico del aceite mantiene el tallo capilar sano, evitando roturas".

Por eso los acondicionadores suelen contener aceites naturales (de origen vegetal) o sintéticos (de silicona). Los estudios demuestran que ayudan a minimizar la electricidad estática, aumentan el brillo y el volumen, y hacen que tu cabello sea más manejable.

Estos aceites se eliminan fácilmente durante una sesión de champú sólida, por lo que es importante reponerlos con el acondicionador.

Beneficios para la salud

Las semillas de chía pueden ser pequeñas, pero tienen muchos nutrientes. "Las semillas de chía están repletas de proteínas, fibra y grasas saludables", dice DeCesaris.

Eso significa que también tienen algunos beneficios bastante dulces para tu cuerpo si ingieres aceite de semillas de chía.

Salud del corazón

Los ácidos grasos son muy importantes para mantener el corazón sano. Los estudios sugieren que los omega-3 son una forma importante de ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Pero a pesar de que los ácidos grasos omega 3 y 6 son esenciales para la función celular de su cuerpo, éste no produce estos compuestos de forma natural. El aceite de semilla de chía orgánica es una excelente manera, basada en plantas, de obtener más de estos importantes nutrientes.

Para tu información: recuerda que el aceite de semilla de chía sólo tiene un tipo de omega-3: ALA. Tu cuerpo puede utilizarlo para producir las otras formas (EPA y DHA), pero es súper ineficiente. Para obtener los mayores beneficios para el corazón, tendrás que comer muchos alimentos ricos en EPA y DHA (como el pescado) o tomar un suplemento de omega-3.

Salud cerebral

Los ácidos grasos del aceite de semillas de chía también son buenos para el cerebro. Los omega 3 y los omega 6 son esenciales para la salud del cerebro, por lo que debes asegurarte de que los obtienes en cantidad suficiente a través de tu dieta.

Un estudio sugiere que las semillas de chía pueden ayudar a mejorar la memoria e incluso potenciar la inteligencia. Pero esta investigación se centró únicamente en un grupo de adultos jóvenes.

"Se necesitan más estudios para ver si estos resultados son aplicables a toda la población", dice DeCesaris.

Antiinflamatorio

"El aceite de semillas de chía es una de las fuentes botánicas más ricas en ácidos grasos omega-3, conocidos por sus propiedades antiinflamatorias", dice DeCesaris.

"Las grasas omega-3, como las que se encuentran en el aceite de semilla de chía, han demostrado en muchos estudios tener efectos positivos y neuroprotectores en el cerebro con el uso de suplementos y como parte de una dieta antiinflamatoria."

Conclusión

Los estudios han relacionado los nutrientes del aceite de semillas de chía con muchos beneficios. Puede que descubras que te proporciona una piel y un cabello más felices, así como una reducción del colesterol y una mejora de la memoria.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

13 votos

Noticias relacionadas